Bizcocho de chocolate con calabacín

Oh, el verano, y con él los maravillosos (y monstruosos) calabacines gigantes, que se esconden bajo una hojita del tamaño del Principado de Mónaco y nos sorprenden como una explosión de verde en el huerto. Yo por desgracia no tengo huerto, pero conozco a varias almas caritativas que sí poseen uno y me traen los especímenes más gigantescos de calabacín que encuentran porque saben que me dan mucha ternura (y porque no saben qué hacer con ellos). Hace un par de años publiqué el experimento de la conserva de calabacín, que resulta bastante bien, pero esta vez os traigo algo mucho más tentador: un bizcocho de chocolate con calabacín que nadie, nadie va a saber qué lleva dentro. Con ello espero convertirme en candidata al blog con más recetas de calabacín gigante de la blogosfera en español.

Bizcocho de chocolate con calabacín

Que sepáis que he barrido todo internet y buscado recetas en tres idiomas hasta dar con una combinación de ingredientes que salga bien y donde el calabacín sea indetectable. Hasta el momento nadie ha sido capaz de adivinar que les estaba endosando casi un kilo de calabacín con la merienda.

Ingredientes para el bizcocho de chocolate de calabacín:


  • 1 calabacín gigante pelado, despepitado y rallado, aproximadamente 700 g
  • 300 g de harina (integral de trigo, o harina de espelta, o harina blanca normal)
  • 150 g de mantequilla o manteca de cacao (la manteca de cacao da todavía más olor a chocolate)
  • 100 g de azúcar moreno (yo usé tipo mascobado porque es el que tengo en este momento)
  • 2 huevos (veganos: omitid los huevos)
  • 50 g de cacao en polvo
  • 25 g de avellanas troceadas
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de vainilla en polvo (si tenéis)



Cómo se hace:

Pelamos el calabacín gigante y le quitamos la parte central. Lo rallamos lo más fino posible (con un robot de cocina se hace en un momento) y lo ponemos en un colador para que suelte el exceso de agua. De vez en cuando lo apretamos con las manos para escurrirlo



Mezclamos la harina con el cacao, las avellanas troceadas, la levadura y la canela en polvo.

Derretimos al fuego la mantequilla (o manteca de cacao). En otro bol mezclamos los huevos con el azúcar y la mantequilla batiendo bien (veganos lo mismo pero sin los huevos).

Juntamos los ingredientes secos con los húmedos y mezclamos bien, por último añadimos el calabacín rallado y bien escurrido y removemos hasta que no se vea.

Vertemos la masa en un molde forrado con papel de cocina (el mío tiene aproximadamente 20 x 30 cm) y asamos en el horno unos 45 minutos a 180 grados.



Si lo cortamos a cuadraditos podemos fingir que son brownies.

Bizcocho de chocolate con calabacín


Mientras escribo se me ha llenado el teclado de miguitas marrones, pero no os preocupéis que ahora las limpio de un lametón. Y, por cierto, a quien no le guste el chocolate puede aprovechar y hacer otra receta antigua, la del bizcocho de calabacín con pasas, que tampoco queda nada mal. ¡Que aproveche!

12 comentarios:

  1. Oooh qué bueno! Buena manera de aprender los calabacines.
    Qué tal la bimaternidad?
    Besicos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! La bimaternidad agotadora, pero divertida ;) qué te voy a contar yo a ti ;)

      Eliminar
  2. ¡¡Qué bueno, Arándana!! Yo también tengo vecinos (en Austria) que me regalan calabacines gigantes, lástima de no haber tenido a mano tu receta (es que ya no estoy en Austria, y por tanto no tengo calabacines gigantes ;-)). El de una vecina pesaba 2,4 kg él solito. Me parece muy buena idea lo de escurrir el calabacín, una vez probé a hacer un bizcocho con calabacín, pero me quedo demasiado apelmazado y húmedo por dentro, probaré tu consejo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Rocío, imprescindible escurrir y mucho si son gigantes!! La primera vez lo eché todo en la batidora y me salió pudding!

      Eliminar
  3. Chocolate con calabacín? Qué mezcla tan curiosa!
    En Bulgaria los calabacines son de color verde muy clarito pero el sabor es casi igual. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí de esos también hay! Y este año mi suegra los ha plantado amarillos también!

      Eliminar
  4. Nunca habia visto un bizcocho de calabacin..la pinta es estupenda

    ResponderEliminar
  5. Nunca he hecho bizcochos con verduras peor tengo ganas ya, con lo que me gustan, en bizcocho seguro que me chupo los dedos :)

    ResponderEliminar
  6. Siempre me sorprenden este tipo de bizcochos, que nadie nota que llevan dentro. Ni los que no comen calabacín lo notan! simplemente dicen que está muy rico y encima repiten...jajajaja...
    Lo probaré seguro.
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has escondido los calabacines en el bizcocho????? ayyyy, seguro que no se nota? jajaja, nunca había oído semejante combinación, y eso que yo escondo en ellos zanahorias y calabaza, jiji
      Besote!!!!

      Eliminar
  8. Siempre me llamo la atención esta combinación.
    Yo el calabacín hasta crudo ;-))))
    Un saludito

    ResponderEliminar

Deja un comentario y cuéntanos tu opinión, tus experiencias... ¡nos interesa saber lo que piensas!