Mis compresas de tela preferidas

Como bien sabéis los que me leéis desde hace tiempo, soy una gran partidaria de las compresas lavables. Me parecen una fantástica idea para ahorrar dinero y mantener el planeta un poco más limpio. A menudo recibo emails en los que me preguntáis cuáles son mis preferidas, de modo que he decidido escribir este post para ayudar a aquéllas que estéis dudando acerca de cuáles elegir o que no sepáis dónde comprar compresas de tela de calidad.

mejores compresas lavables


Nota: no se trata de un post patrocinado, escribo con total sinceridad. Los links son afiliados, lo cual significa que, si compráis las compresas usando mi link, un par de céntimos de la compra se dedicarán al mantenimiento de este blog (¡sin coste adicional para vosotras, claro está!).

En primer lugar, si estás pensando en hacer el cambio a las compresas lavables, te recomiendo que lo hagas ya. Como decía aquel poema: "no esperes, al lunes, ni esperes a mañana...". Es mucho más sencillo de lo que puede parecer. Algunos de los motivos por los que uso compresas de tela son:


  1. Porque no puedo soportar tener que tirar una compresa a la basura después de un par de horas. Sencillamente, me duele la conciencia al hacerlo. ¿Dos horas de uso y toda una vida en un vertedero? De verdad, no puedo con ello. 
  2. Porque me ahorro dinero y excursiones al supermercado. La última vez que compré compresas fue hace un año, y fue porque estaba de vacaciones sin posibilidades de usar una lavadora y sin una copa menstrual a mano. Me quedé alucinando de lo que cuesta un paquete de compresas en el único ultramarinos de un pueblo de playa en agosto (me podría haber comprado una o dos de tela por ese precio, que me habrían durado aaaaaños).
  3. Porque son cómodas, no abultan, no huelen mal y no dan la sensación de llevar puesto un trozo de plástico.
  4. ¡Porque algunas tienen estampados preciosos y me alegran el día! 
compresas lavables opinion
Compresas de tela, de algodón ecológico estampado en colores.

A veces las uso junto con la copa menstrual, de la que ya os he hablado en otras ocasiones. Por ejemplo, para ir a la playa gana sin duda la copa, o si vas a pasar una semana en un cámping (pero no te la olvides en casa, como yo...). Sin embargo, aunque la copa está bien, las compresas de tela son lo más cómodo que hay. También se pueden usar, por ejemplo, en el trabajo, siempre y cuando  una tenga un poco de organización. Lo mejor en ese caso es tener una bolsa impermeable en la que guardar las compresas hasta llegar a casa. Si la bolsa es de calidad se cierra perfectamente y no hay problema alguno.

Me costó bastante elegir las mejores compresas de tela pero hoy, por fin, os traigo mi veredicto (¡por lo menos hasta que otras las destronen!). Se trata de unas compresas lavables que se fabrican en Eslovenia  (Unión Europea), y que son muy finas, resistentes y cómodas, que ahora se pueden conseguir también en Amazon.

Tienen varios modelos, aquí os dejo un par de ejemplos de packs de compresas lavables de bambú,
y de algodón como las que yo tengo (un pack lleva más o menos seis compresas, y cuesta lo mismo que comprar seis o siete paquetes de compresas de un solo uso... de modo que lo amortizas en seis meses y te dura cinco o diez años...).

  




Todas ellas se pueden lavar a 90º (aunque yo no suelo hacerlo muy a menudo, porque las manchas salen bien a menor temperatura también), y son extremadamente resistentes. Algunas de las estampadas pierden un poco de color después de muchos lavados, pero siguen cumpliendo con su función a la perfección. Las de bambú (de color crudo) se mantienen como nuevas durante años.

compresas de bambu lavables
Compresas lavables de bambú



Os recomiendo que os mantengáis alejadas de las compresas hechas en China, porque pueden contener productos químicos dudosos (que no sólo contaminan el medio ambiente, sino que pueden ser también dañinos para la salud), sino porque además suelen estar confeccionadas por mano de obra mal pagada, trabajando en míseras condiciones.

Y para quien esté pensando en hacer sus propias compresas de tela, aquí os dejo el link a mi post en el que os explico paso a paso cómo coserlas. ¿Habéis probado ya las compresas lavables o la copa menstrual? ¿Cuáles son vuestras preferidas? ¡Contadme vuestras experiencias en los comentarios!

6 comentarios:

  1. Una pregunta. Mi miedo es que se me muevan y me manchen las braguitas. Puede pasar??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Buena pregunta. La verdad es que con algunos modelos me ha pasado, pero con éstas concretamente no. Si se mueven es porque el patrón no está bien hecho o no ajusta con las braguitas que tienes. Estas en concreto llevan los corchetes a dos distancias distintas, de modo que según la anchura de la braguita eliges el botón que mejor te ajusta. A mí me van bien.
      Gracias por comentar y un saludo.

      Eliminar
  2. Hola! Soy seguidora en la sombra... me encanta tu blog! Mil gracias por compartir tantos trucos y productos... yo estoy a años luz de tu nivel, pero poco a poco me voy animando con algunas cosillas, jeje Por cierto, puede ser que se te haya olvidado poner el link para comprar? Esq no lo encuentro... Un saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roseta, me alegra saber que tengo seguidores en la sombra!
      En cuanto al link, lo puse en forma de imagen, lo voy a añadir al texto en un ratito.
      Muchas gracias por comentar y salir de las sombras!!

      Eliminar
  3. Yo de momento solo tengo la copa y unas braguitas cocoro, tengo ganas de probar este tipo de compresas para la noche, hay que cuidar el medio ambiente :)

    ¡Gracias por tu post! seguramente coja ese pack que tengo amazon premium.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a informarme sobre eso de las braguitas cocoro, son esas que llevan absorbente? Eso no lo he probado nunca, está en mi lista :)
      Gracias por pasarte a saludar!

      Eliminar

Deja un comentario y cuéntanos tu opinión, tus experiencias... ¡nos interesa saber lo que piensas!