Disfraz de Halloween DIY... en veinte minutos

Yo no soy mucho de Halloween. Será porque no me gustan mucho los caramelos, o a lo mejor porque me dan un poco de miedo las calabazas talladas con dientes y cara de pocos amigos. Lo cual no quiere decir que no me guste el trasfondo espiritual de esta fiesta. Pero resulta que vivo en el mundo, ¡y el mundo dice que no quiere adaptarse a mí! Así que de pronto me he visto ante el dilema de conseguir un disfraz apropiado para Arandanita, para el cual no estaba dispuesta a gastarme ni un euro y no tenía más de media hora libre para preparar. Lógicamente lo más rápido habría sido ir a un bazar y comprar cualquier cosa por un módico precio, pero eso tampoco me convence. Me duele el corazón de pensar en disfraces sintéticos confeccionados por mano de obra mal pagada para ser usados durante un par de horas. Y visto que nadie tenía nada para prestarme me puse a rebuscar en nuestros respectivos armarios y conseguí montar un disfraz de bruja bastante decente, que me quedó así:

diy disfraz halloween rapido facil bonito niños
Pido disculpas, pero la modelo no estaba muy por la labor de posar, así que tendréis que conformaros con admirar mi colección de calabazas amarillas.