Cómo hacer crema antiestrías de karité: ¡fácil!

Durante mi primer embarazo una de las cosas que más me preocupaba eran las estrías. No es que sea particularmente vanidosa, pero la historia familiar no era demasiado prometedora (mi madre las tiene, y a mí ya me salieron unas cuantas en la adolescencia sin motivo aparente). Por eso mismo me dije que, tratándose de un caso extremo, haría una excepción y si era preciso compraría cualquier crema, de la farmacia, industrial, transgénica, ¡me daba absolutamente igual! ¡Sólo por favor por favor POR FAVOR que no me salieran estrías! Y me puse a buscar, y a preguntar, y a investigar... y resulta que la mitad de gente que usaba cremas carísimas y de marca acababa con estrías. Y al final encontré una rutina sencillísima (y barata) que parece ser le ha funcionado a mucha gente. En mi caso fue un éxito (aunque está por ver si la próxima vez volveré a tener tanta suerte). Lo mejor de todo es que se trata de una crema antiestrías totalmente natural, fácil de hacer en casa en cinco minutos, y la base son tan sólo dos ingredientes relativamente sencillos de obtener.



La rutina que yo seguí era la siguiente: aceite casero antiestrías tras la ducha (receta a la próxima) y una o dos veces al día mi crema casera de karité. La piel debe estar siempre un poquito pringosa, nunca seca del todo; las cremas comerciales no tienen este pequeño inconveniente, pero a mí no me molesta, más aún vista la (in)eficacia de éstas últimas. Yo creo que más vale prevenir que curar (las estrías una vez aparecen sólo se pueden eliminar con láser, y no siempre). Para evitar manchar alguna prenda delicada conviene usar camisetas interiores debajo de la ropa.


Receta de crema antiestrías casera que funciona*

INGREDIENTES
  • 150 g de manteca de karité. Yo la compro en envases de medio kilo, sin refinar. Ésta por ejemplo es una buena opción.
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Opcional: 15 gotas de aceites esenciales de vuestra elección. 


Nota sobre los aceites esenciales: durante el primer trimestre se desaconseja el uso de aceites esenciales (a no ser que tengas muy buenos conocimientos de éstos y sus contraindicaciones). A partir del segundo trimestre a mí me gusta usar:


Usamos siempre aceites esenciales naturales, auténticos y a ser posible ecológicos (no, las "esencias" de los chinos o de las casas de decoración que valen 3€ seguro que no son verdaderos aceites esenciales, sino fragancias sintéticas sin uso terapéutico alguno). Conviene comprar de marcas reconocidas, y no hay que fiarse si son muy baratos.

CÓMO SE HACE:

- Colocamos la manteca de karité en el vaso de la batidora.
- Le añadimos el aceite de oliva.


Batimos hasta que desaparezcan los grumos y quede cremoso.



Opcional: añadimos los aceites esenciales y batimos un poco más para que se disuelvan bien.

¡Ya está! Guardamos la crema en un frasco de cristal. Es conveniente hacer cantidades pequeñas que podamos usar en un mes como máximo.



A veces, si no me da tiempo a batir la crema, uso directamente la manteca de karité, pero generalmente es bastante difícil de extender sobre la piel si no la mezclamos con algún otro aceite (tiene una textura un poco dura y granulosa). Es verdad que se derrite con el calor del cuerpo, pero en invierno yo tengo las manos siempre frías, y en mi casa la calefacción nunca está especialmente alta. Misión imposible.

Aquí se ve muy bien la textura ligeramente granulosa del karité. Intenta esparcir esto por una barriga esférica sin llenar el suelo de trocitos...

Un par de consejos más que pueden ayudar a evitar la aparición de estrías durante el embarazo:

- Beber mucha agua. Mucha.
- Comer mucha fruta y verdura a diario.
- No engordar muchos kilos (aunque yo personalmente subí tanto de peso que casi me da vergüenza mencionar la cifra). Así que haz lo que yo te diga, pero no lo que yo haga...
- No rascarse, por mucho que te pique. ¡Si te pica, ponte crema!



*A mí me funcionó, y he leído bastantes opiniones a favor de usar manteca de karité como antiestrías durante el embarazo. Pero claro, tampoco es que haya encargado un ensayo clínico con mil pacientes...

6 comentarios:

  1. Yo no tengo estrías del embarazo porque nunca he estado embarazada, pero me encantan las recetas naturales. Hace unos meses me decidí a usar los aceites esenciales y me compré un set de 10 aceites y un librito donde explican sus indicaciones (para el cuerpo y la mente) y cómo usarlos (hice una barbaridad tratando de quitarme una berruguita en la cara poniéndome directamente aceite de orégano, tenía que haberlo mezclado con aceite de coco y ponérmelo con muchísimo cuidado, creo que me quemé la cara, menos mal que al final se me quitó, pero yo ya me veía de por vida con un manchurrón casi morado en la cara y encima la berruga seguía ahí, aaaahh...!!). Los aceites que uso son caros, como tú dices, pero tengo confianza en ellos, son de la marca doTerra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rocío, ya, conozco doTerra y Young Living y las polémicas que se traen entre ellos. Yo de momento he preferido no decantarme por ninguno, no he probado estas marcas aún.

      Con los aceites esenciales no conviene arriesgar si no los conoces demasiado, el aceite de orégano es de los más fuertes así que ponértelo en la cara... y a palo seco... madre mía. Me alegro de que al final se te fuera.

      Eliminar
  2. Nunca me he hecho crema casera pero me llama mucho tu atención. Me apunto la receta, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Es muy fácil, te la recomiendo si puedes conseguir los ingredientes.

      Eliminar

¿Y tú qué opinas? ¡Déjame un comentario! Tus comentarios son muy importantes para mí y para el resto de lectores. ¡Gracias por tu visita!