Magdalenas de arroz y avena sin azúcar añadido

El otro día me encontré dos plátanos descendientes de Tutankamón en el frutero. Primero pensé en llamar a la British Archaeological Association, pero como no me cogían el teléfono al final hice estas magdalenas. Aparentemente son magdalenas más o menos normales, ¿no? Pero en realidad están llenas de ingredientes secretos. Como la vida por sí misma no es lo bastante compleja decidí hacer como en el circo: "¡más difícil todavía!". Magdalenas veganas, sin azúcar... ¡y sin gluten! 

Magdalenas veganas, sin gluten... y con una flor de cebollino (no worries, no llevan cebollino. Es que están ahora mismo en flor y no pude resistirme).

Las mías llevaban harina de avena y arroz. La avena contiene gluten y no es apta para celíacos, aunque sí para las personas que deseen reducir su consumo de trigo. Si queremos hacer esta receta apta para celíacos se puede sustituir la avena por cualquier otra harina sin gluten (por ejemplo mijo, garbanzos, o harina de coco que está ahora tan de moda. Y tan buena. Y que dicen que tiene como diez mil calorías por gramo. Pero a quién le importa eso, digo yo...).


Las hice sin huevos, usando harina de garbanzos como sustituta, pero quien lo desee puede usarlos (en ese caso la receta no es vegana, claro):
Adivina adivinanza, ¿cuál será el ingrediente secreto? No me digas que era ese plátano espachurrado que tenías en el frutero...


RECETA DE MAGDALENAS DE ARROZ Y AVENA SIN AZÚCAR*

  • 125 g de harina de arroz
  • 125 g de harina de avena (para la versión sin gluten usamos sólo harina de arroz)
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 o 2 plátanos triturados, MUY maduros
  • 6 cucharadas de harina de garbanzos (o 2 huevos)
  • 175 ml de zumo de manzana
  • 1,5 cucharaditas de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de cacao en polvo (opcional)
  • 1 cucharadita de canela


*Sin azúcar añadido, aunque tanto el plátano como el zumo de manzana, etc. contienen azúcares naturales.

Son magdalenas. No son cupcakes. No son muffins. Y ahora la RAE también nos permite llamarlas madalenas a secas. Pero no me quedaron nada secas, ¿eh?

La siguiente vez las hice de memoria, poniendo más harina y sin usar zumo. Y fue un desastre monumental. Así que ni lo intentéis, si no os gusta comer pedruscos...

13 comentarios:

  1. Rico, rico y con fundamento!, muy buena pinta....me está entrando hambre, ñam, ñam ;)

    ResponderEliminar
  2. muy raruna para mi....jajaja... ademas que estoy a dieta estricta !!!! besicos

    ResponderEliminar
  3. Como agradezco que pruebes tú antes estas cosas, porque así cuando yo lo haga, tendré menos posibilidades de que sean pedruscos. :)) Un besazo!!

    ResponderEliminar
  4. Me la apunto para probarla.
    Y que vivan las magdalenas, ni muffins, ni historias.
    Un abrazo y gracias!

    ResponderEliminar
  5. Que ricas tienen que estar! :D
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¿Los garbanzos sustituyen a los huevos? Qué curioso! No las puedo catar, pero desde luego te han salido unas fotos muy Pinterest. Me gusta el detalle de la flor, además hace juego con tu blog :)

    ResponderEliminar
  7. me e quedado flipa harina de garbanzos , yo como no soy vegana le añadiré huevos que los de harina raras no me va mucho ,,, no estoy muy puesta tengo que leer mas sobre lo vegano muy bien no se nada de la comida que comen

    ResponderEliminar
  8. Qué ricas!
    Me encantan los ingredientes tan originales...
    Un besote!

    ResponderEliminar
  9. Te han salido estupendas, Arándana. Yo llevo ya veinte años sin comer azúcar (añadido, como bien dices) y mira por donde que al principio endulzaba con plátano (si lees detenidamente las recetas de mi blog ya sabes cómo endulzo actualmente). Lo que no he probado es a hacer las magdalenas sin gluten, creo que quedan más densas porque no suben mucho (que me corrija alguien si me equivoco).
    Y sabes lo que más me ha gustado de tu post?, pues que digas magdalenas y no mufins. Está muy de moda usar palabras en inglés (en Alemania parece que se les ha olvidado el idioma propio, y eso que tienen un vocabulario muy rico) y a mí me da tres patadas. Lo malo es que es contagioso y seguro que en algún post se me ha escapado algún que otro "espanglierismo".
    Un beso grande, guapa! Ah! y pásate por mi blog, que en mi último post me acordé de ti y de la Arándana menor y os lo acabo de dedicar (hay que leer hasta el final)

    ResponderEliminar
  10. Hola Arándana, he tenido problemas con mi dirección de internet y he perdido todas las direcciones :-(((((, así que si no te importa, mándame cuando puedas un email cortito, así tengo de nuevo tu dirección.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  11. Jajajaj ay qué graciosa en tu primer párrafo!!! Y si, se nota que los de la foto no son esos platanos q estudia la British archeology jajaj.
    Hice hace ya tu receta de pastel de zanahoria (creo q era) pero para la próxima le mejoro (tengo hasta la foto aún )

    Un saludo!

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas? ¡Déjame un comentario! Tus comentarios son muy importantes para mí y para el resto de lectores. ¡Gracias por tu visita!