Cómo hacer mermelada de naranja amarga

Si sois tan viejos como yo es posible que aún recordéis aquella canción de Danza Invisible que, en 1988, decía algo así como: "besarte es como comer naranjas en agosto y uvas en abril". Pues sí... en verano por desgracia no hay naranjas. La temporada de cítricos está llegando a su fin, y, si todavía podéis conseguirlas, es un buen momento para ponerse a hacer mermelada de naranjas (o de limón, o de mandarina...) para poder disfrutar de ellas en verano. La semana pasada vi en el supermercado naranjas ecológicas de oferta, muy jugosas y dulces por ser las últimas, y enseguida me puse manos a la obra. No suelo consumir mermelada, pero esta de naranja amarga es tan poco dulce que con ella hago una excepción. El sabor es dulce, ácido y amargo al mismo tiempo, con un dejo refrescante de lo más agradable. Además, si soléis leer las etiquetas habréis notado que las mermeladas comerciales tienen muchísimo azúcar, más del 60% y un montón de ingredientes extraños, así que procuro tener siempre mermelada casera en la alacena.


CÓMO HACER MERMELADA DE NARANJAS AMARGAS CON MENOS AZÚCAR

Receta de "atún" vegano

Existen numerosas razones por las que uno puede decidir decir adiós a las encantadoras latitas de atún, aunque generalmente pueden resumirse en tres:

  1. Motivos de salud: a cause de la polución industrial los peces acumulan grandes cantidades de metales pesados en su carne. El consumo de mercurio está ligado a graves problemas neurológicos (es posible que hayáis escuchado que las embarazadas y los niños pequeños no deben comer ni atún ni mero... ahora sabéis por qué).
  2. Razones ecológicas: el atún rojo está clasificado en peligro de extinción en el Mediterráneo. En general la sobreexplotación está vaciando nuestros mares y océanos. El problema de quedarse sin peces no es "no poder comer más pescado", sino la destrucción de ecosistemas enteros, con las graves consecuencias para todos que esto conlleva.
  3. Y por último: compasión por los animales (si dices esto al hablar de un atún muchos te van a mirar raro. Pero quien haya visto morir a un pez sabrá que no es una visión agradable).

Pero... ¿y si a pesar de todo ello echo de menos los bocatas de atún con mayonesa? ¡No te preocupes! Para eso está vuestra Arándana, que os trae hoy una receta de paté de "atún" vegano:

Parece atún pero... ¡no lo es!

Orquídeas y Mariposas

Yo no tengo ni idea de scrapbooking, de modo que hoy todo el mérito es de Mara. Gracias a ella -uno de mis ángeles de la guarda virtuales- la primavera se ha posado en mi diminuto oasis de orquídeas domesticadas:

orquideas y mariposas

Fiesta del Día de La Tierra

El día 22 de abril se celebra el Día de La Tierra. La iniciativa surgió en los años 70 con la intención de recordarnos a todos que el respeto por el medio ambiente es una necesidad básica si deseamos dejarles a nuestros hijos un lugar agradable donde vivir (mucho más práctico que buscar nuevos planetas que colonizar).


Hay mucha gente que piensa que lo de la ecología es una moda pasajera o un capricho New Age. Que las personas normales no podemos hacer nada, porque la mayor parte de la contaminación está en manos de los gobiernos y las grandes multinacionales. Que vivir de forma ecológica supone cohabitar en comunas macrobióticas, sin un trabajo decente y haciendo yoga con flores en la cabeza. ¿Para qué voy a reciclar si me puedo permitir comprarlo todo nuevo? Pero piénsalo:

Cómo germinar semillas de limón

Hace tiempo me dio por germinar todas las semillas que iban cayendo en mis manos: desde aguacates hasta nísperos. Descubrí que los cítricos son sorprendentemente sencillos de reproducir por semillas, y al final conseguí (con muy poco esfuerzo) germinar semillas a partir de un limón corriente y moliente, que acabó convirtiéndose en un pequeño arbolito:

¡Uno de mis limoneros! Llegué a tener diez o doce, pero tuve que regalar la mayoría...
CÓMO PLANTAR SEMILLAS DE CÍTRICOS A PARTIR DE LA FRUTA:

Hallazgos en el parque

Lo más parecido a la naturaleza para nosotros, los peces urbanos, es el parque de bajo de casa. Qué bonito, qué bucólico... qué más quisiera. En realidad la salida al parque consiste en mí haciendo control policial de cada movimiento de la Arándana hija, vigilando que no toque nada del suelo. Por ejemplo:

  • Cuarenta colillas
  • Dos botellas de plástico
  • Siete cacas de perro

El parque en primavera... parece bonito, ¿no?

20 cosas que NO necesitas si estás esperando un bebé

Hace poco una conocida de la tía de la vecina de la abuela abrió una tienda online de productos para bebés. Me enviaron el link y me preguntaron si podría darle un poco de difusión a través del blog. Así que yo, que soy una arándana muy voluntariosa, abrí aquella página web del horror y me encontré con una tienda repleta de trastos que no habría comprado ni en el poco probable caso de hallarme harta de vino. Vaya dilema... como podéis ver no pude escribir un post sobre dicha tienda (sorry!) pero aquello me dio una idea para explayarme de nuevo y hacer una lista de cosas que NO necesitas comprar si estás esperando un bebé. Con esto no quiero decir que esté mal que la gente las tenga (o que yo no las use), sólo que se trata de un lujo que puedes permitirte si quieres y no de una necesidad. La costumbre ha convertido algunos artículos innecesarios en imprescindibles, y hoy día es común escuchar cosas como "tengo que comprarme un monovolumen porque en el Golf no me van a caber las cositas de Menganita". ¡Claro que no te van a caber! Porque llevas contigo un montón de trastos innecesarios (y luego dicen que llevar dos pañales de tela hace demasiado bulto...). Yo creo que es mejor esperar a que surja la necesidad y entonces conseguir lo que sea. Créeme, en caso de emergencia sobrevivirás 24 horas sin un esterilizador eléctrico. Por eso hoy os presento...

20+ COSAS QUE *NO* NECESITAS PARA TU BEBÉ

y sin las cuales tu hijo crecerá como un ser humano feliz sin guardarte rencor a los veinte.


Dado que hay tantas listas de cosas que se necesitan para un bebé he decidido hacer una lista con cosas que NO son necesarias, aunque los medios nos hagan creer que lo son. (Fotografía de ©2006 Dustin M. Ramsey, sacada de aquí.)
Empecemos por el principio...

Hamburguesas de lentejas con confitura de tomate

Llevaba tiempo queriendo unirme a la iniciativa "Veganiza al chef", una idea muy divertida que consiste en tomar una receta convencional y convertirla en vegana. La receta de este mes eran unas hamburguesas de pollo con confitura de tomate de Marta Yanci, que en mi caso se han convertido en hamburguesas de lentejas y arroz con mermelada de tomate.

receta hamburguesas de arroz y lentejas

INGREDIENTES:

Mis manzanas ecológicas preferidas

En casa sólo consumimos manzanas de cultivo orgánico, ya que se trata de una fruta que en sus variedades convencionales es tratada con muchos pesticidas y por mucho que la laves es imposible eliminarlos de la piel. Mis preferidas por nuestra zona son las manzanas "Topaz", un tipo de manzana tan resistente a las plagas y a las enfermedades que se puede cultivar perfectamente sin el uso de pesticidas.

Este tipo de manzana es tan bonita que ya de por sí es un elemento decorativo. Además, la cesta de mimbre en la que las guardamos es uno de los detalles que más me gustan de mi cocina:

manzanas de cultivo ecologico
Manzanas de cultivo ecológico tipo "Topaz", en su cestita.

Razones para (no) usar pañales de tela

Ya antes de nacer mi hija decidí que iba a usar pañales lavables. Un conocido, padre de dos preciosos retoños, se burlaba de mí día sí y día también, y me decía cosas como: "¡ilusa! Ya verás cuánto tardas en aparcarlos en un cajón". Este bienintencionado caballero fue el primero de las muchas personas que desde entonces se han cruzado en mi camino con sus encantadores comentarios de aliento. Tal y como él hay mucha gente que disfruta desanimando a los padres primerizos y "metiéndoles miedo" de intentar algo diferente. En honor a todos ellos he decidido hacer esta entrada, recopilando todos los "peros" que he escuchado en casi dos años y respondiendo a todos ellos de uno en uno. Si has llegado hasta aquí buscando opiniones sobre pañales de tela quizás pueda ayudarte. Si no, al menos te puedes reír leyendo la de cosas que he tenido que escuchar como mamá hippy-friki y lavapañales:

Pañales de tela: todos los inconvenientes que la gente cree que tienen... y por qué no es verdad (imagen de archivo cortesía de Sjs5769 / Morguefile)

Nota: nadie me paga por hacer publicidad de los pañales de tela (aunque -sinceramente- si hay alguien por ahí que desee hacerlo estaría encantada de escuchar su propuesta...). Es posible que encontréis algún link afiliado en el post, pero se me acaba de estropear la lavadora así que... espero que me comprendáis ;)

Objeción número 1:
"Los pañales de tela son caros, no puedo permitírmelos..."

Collar de semillas de calabaza

Hace unos días estuve haciendo una crema de calabaza y, como siempre, me dio mucha pena tener que vaciarla y tirar todas las semillas. Mientras hacía la sopa empecé a darle vueltas al asunto y la parte de mi cerebro que aún se acuerda de la era troglodita dio con la idea de hacer un collar étnico con semillas de calabaza: yo creo que quedó muy bien, y a quien más le gustó fue a la Arándana Pequeña, que nada más terminarlo me lo quitó de las manos y se lo plantó encima, más feliz que una perdiz.

MANUALIDADES CON SEMILLAS DE CALABAZA
Collar hecho con pepitas: una de las manualidades más fáciles y rápidas que puedes hacer con semillas de calabaza si te da pena tirarlas (como a mí).

CÓMO HACER UN COLLAR CON SEMILLAS DE CALABAZA (¡FÁCIL Y RÁPIDO!):

Baklavas turcas

Os dejo con una fotografía de algo que me trajeron de Turquía: baklavas de pistacho. No suelo tomar nada que lleve azúcar pero en ocasiones especiales hago una excepción... ¡habían llegado hasta aquí tras un largo viaje desde Estambul! Además le pega mucho al estilo oriental de la receta de mahallabia del último post.

Como ese un Miércoles Mudo no voy a escribir la receta, pero podéis encontrarla aquí (usando pistachos en vez de nueces).

baklavas de pistacho de estambul
Baklavas turcas de pistacho

Receta de Mahallabia

Este fin de semana, mientras hojeaba un magnífico libro de cocina mediterránea, di con un postre procedente de Oriente Medio que llamó mi atención. Lo primero que me gustó fue el nombre: mahallabia. ¿No es de lo más evocador? Investigando un poco encontré varias versiones de esta receta, según el país concreto de procedencia (al parecer no se hace exactamente igual por ejemplo en Chipre que en Egipto). También hay quien escribe el nombre mahallabi o mahalabia, pero todos coinciden en lo mismo: se trata de un pudding de maíz y almendras con leche y agua de rosas o de azahar. Esta es mi versión de la receta de mahallabia, sin gluten, sin lactosa y con una opción vegana.

receta mahallabia
En la foto se aprecia la mahallabia, mi tetera granadina y si os fijáis bien también salgo yo (es como "dónde está Wally", o mejor dicho, "¿dónde está la Arándana?")