Conserva de calabacín en aceite



Los primeros calabacines de la temporada son siempre un éxito. Después de un largo invierno sin saber de ellos* una se alegra de volver a verlos, tan pequeñitos, tan verdecitos...
* Me refiero a los raritos como nosotros que sólo suelen comer verduras de temporada. Y con este clima es un reto, creedme.
Pero a medida que se va acercando el verano empezamos a comprender por qué dicen que el calabacín es una planta "rastrera". Si uno no los vigila con cuidado mutan y se convierten en monstruos gigantes de piel de sapo, interior de esponja y pepitas rompedientes. Y es entonces cuando amigos y vecinos se acercan a nuestra casa a preguntar si queremos "un poquito de calabacín". Y con la mejor de las intenciones te traen una bolsa con cuatro o cinco de éstos:

Y depués de comer crema de calabacín durante ocho días seguidos empiezan a faltarte ideas. Y es entonces cuando suena el timbre y llega una visita inesperada con otra tonelada de megacalabacines que se encontró "detrás de una hojita".

Si alguno de vosotros está también un poco saturado de calabacines, esta puede ser una solución ideal contra la invasión. No es difícil de hacer ni da mucho trabajo (la mayor parte del tiempo no hay que hacer nada aparte de esperar). Cuando llegue el invierno, con un poco de suerte, podréis recordar con nostalgia aquella nevera llena de gigantes verdes mientras degustáis vuestros calabacines caseros en aceite.

INGREDIENTES:

- 4-5 calabacines gigantes (aprox. 4 kg)
- 1 L de agua
- Sal marina (gruesa)
- Botes de cristal (os vale cualquier frasco de pepinillos o similar que tengáis por ahí, siempre y cuando la tapadera no esté dañada. En tal caso, también es posible comprar sólo las tapas de repuesto).
- Especias: bolas de pimienta, hojas de laurel, orégano, albahaca seca, semillas de mostaza... (lo que tengáis)
- Uno o dos vasos de aceite (preferentemente de oliva, si no de girasol)

CÓMO SE HACE:

1. Pelamos los calabacines que tengan la piel demasiado dura. Si la parte central está "esponjosa" la quitamos con un cuchillo. Lo mismo con las pepitas, si se han vuelto duras.

2. Troceamos los calabacines. Se pueden hacer a rodajas, a dados... como queráis:


3. A continuación debemos escurrir bien el agua de los calabacines. Los ponemos en un colador alternando capas de calabacines cortados y de sal (la sal ayuda a que salga el agua de la verdura). Habrá que dejarlos escurriéndose de 12 a 24 horas. Esto evitará que la conserva se haga mala. Podéis improvisar una prensa con un escurridor de ensalada o de pasta y un puchero pesado encima, como en la fotografía:


4. Al día siguiente el volumen de los calabacines habrá disminuido más o menos a la mitad. El agua la descartamos (o la usamos para alguna sopa, pero cuidado que está MUY salada).



5. En una olla ponemos a hervir un litro de vinagre junto con un litro de agua. Cuando empiece a hervir metemos dentro los calabacines y los dejamos hervir durante 2 - 5 minutos. No deben quedar blandos. Después los pescamos con una espumadera y los vamos poniendo en el colador. Si la olla no es lo suficientemente grande podemos hervirlos en varias tandas.




6. Colocamos un paño de algodón blanco, limpio y planchado (más por higiene que por estética, a los calabacines les dan igual las arrugas) en una mesa al sol. Quien no tenga terraza, o sol (¿en julio? ¿En serio?), puede hacerlo también dentro de casa. Si tenéis moscas y bichos varios es mejor cubrirlos con otro paño.


Los dejamos secar durante 24 horas, o hasta que que vuelvan gomosos y no estén húmedos al tacto:


7. Esterilizamos los frascos de cristal hirviéndolos en agua durante unos 15 minutos. Después los secamos en el horno para que no quede agua dentro (podría estropear la conserva).

8. Llenamos el frasco hasta la mitad con calabacín, apretándolos bien:


Añadimos las especias. Algunas, como el laurel, no son sólo por dar sabor sino que ayudan a que no se hagan malos los calabacines:


9. Llenamos el espacio restante con calabacín.

10. Añadimos el aceite. No debe quedar aire entre los calabacines. Podemos ayudarnos con un tenedor para que salgan todas las burbujitas:


11. Dejamos los frascos abiertos un par de horas por si ha quedado algo de aire atrapado:


12. Tapamos los frascos y los sumergimos unos segundos en agua hirviendo. Sólo unos segundos, a no ser que tengáis intención de hacer calabacines fritos. Para sacar los botes del agua usad unas tenazas o algún otro utensilio, por el bien de vuestras manos.

13. Los guardamos en un lugar fresco y oscuro y rezamos para que duren hasta el invierno. No sin antes embellecer los frascos para la foto:


¿Qué os parece? ¿Os animáis?




Nota I: la receta ha sido adaptada del blog de la toscana Laura Pacciani.

Nota II: Varias lectoras me han preguntado por las ollas de cocina que uso. Son las ollas de hierro de Le Creuset. El precio inicial es bastante elevado, pero probablemente las heredarán vuestros bisnietos. Podéis ver algunos ejemplos aquí:




ACTUALIZACIÓN: Un año después...

 Parece mentira que haga casi un año desde que hice estos calabacines en conserva, ¡ahora ya estoy pensando en los de este verano! Me gustaría añadir que resistieron el invierno perfectamente, se terminaron allá por enero y seguían estando en buen estado. Los mantuve en un lugar fresco y oscuro hasta abrirlos y una vez abiertos en la nevera, donde duraban una semana más sin inconvenientes.

12 comentarios:

  1. Hola!
    me ha encantado la receta. Yo no es que tenga vecinos calabacineros, es que tengo mi propio huerto, los vendo, pero la gente está hartita de tanto calabacín jajaja
    Probaré esta receta. ¿cuántos tarros como el de la foto sacaste de los 4k de calabacín? Para hacer cálculos, que tengo muchos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que hayas encontrado esta receta, a ver si te sirve de ayuda. No recuerdo muy bien cuántos salieron pero diría que 5 o 6.
      Por cierto, con aceite de oliva estaban más buenos (hice también de girasol).

      Eliminar
  2. Nosotros también tenemos huerta. Nos hemos llegado a juntar con 200 melones!!!
    El calabacín me gusta mucho, mucho...buena idea esta de la conserva.
    Gracias Arándana!

    ResponderEliminar
  3. No conocía este método!! y me parece muy buena idea!! yo lo hacía cocidos y directamente en el aceite con las especias.Probaré esta forma!Gracias.Muuuua

    ResponderEliminar
  4. Pues si que lo he vivido si... algunos familiares tienen huerto y es cierto que se convierten en mostrencos xD
    Gracias por la receta. Me parece muy buena idea, la verdad es que personalmente cogí manía a las conservas que no vaya a hervir después por el tema del botulismo :/ ya te digo que cosas mías... El caso es que alguna vez he pensado también en congelarlos después de darles un hervor, que no se si quedarían muy bien a tener tanta agua ¿? nada, habrá que probar!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ya sabes... mis suegros tienen huerto, asi que buena idea, lo que no se si lo haré... lo del sol es lo que está complicado, vivo en un piso sin terraza, solo una pequeña galeria encristalada para tender la ropa y el suelo lleno de "chismes"...jajaja... besicosss

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el detalle de los cubiertos para ver el tamaño real de ese monstruo jaja! Hasta sales reflejada en la cuchara!

    No me va mucho lo verde pero hay que comer de todo, así que si algún día pones la receta de esa crema de calabacín quizá me atreva a probar.. :)

    ResponderEliminar
  7. Me puedes decir porqué no le haces el baño maria?
    Y como los usas luego. Yo es que tengo calabacines y suelo congelarlos, pero este año me encantaría guardarlos en conserva para tortilla. Gracias un bico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! La verdad es que no he probado nunca a hacerlo al baño maría pero a lo mejor también se puede.
      Para comerlos los sacaba para picar y los comíamos sobre pan tostado con aceite.
      A mí es que en el congelador no me caben porque es muy pequeñito :)
      Saludos!!

      Eliminar
    2. Gracias por tu respuesta,los voy hacer.un bico

      Eliminar
    3. Gracias por tu respuesta,los voy hacer.un bico

      Eliminar
  8. Hola los hice al baño maria...y quedaron bien...el otro día hice una tortilla con un frasco....un bico

    ResponderEliminar

Deja un comentario y cuéntanos tu opinión, tus experiencias... ¡nos interesa saber lo que piensas!