Entrevista con Wegans, la plataforma que subvenciona las compras veganas

Conocí el proyecto Wegans a través de una amiga que conoce a su creadora, Ana. Fue esta amiga quien me recomendó que me apuntase a la web, que permite a los consumidores aumentar su poder de compra. Más abajo explican cómo funciona, pero para resumir: se trata de una web donde se pueden comprar cupones, que usas después en tiendas asociadas a Wegans, y si utilizas su sistema de recomendaciones (plan de amigos) estos cupones te salen a mitad de precio. En este momento a través de Wegans puedes comprar todo tipo de productos: desde pan hasta servicios de peluquería canina. Cada día se unen nuevos negocios. Yo acabo de registrarme, así que aún no he podido probarlo, sin embargo me ha parecido una buena idea y por ello les he pedido que me cuenten un poco más sobre el proyecto Wegans en una breve entrevista (nota: no se trata de un post patrocinado).

Vista actual de la web de Wegans


Hola Ana, ¿podrías contarnos un poco sobre quiénes sois los creadores de la web Wegans?

Somos una pareja corriente, con tres niños y una vida normal y promedia. Tenemos nuestros trabajos, nuestras responsabilidades, cosas que nos gustan, que no nos gustan, gastos que hay que pagar, cosas que hay que hacer, pero lo más importante, tenemos nuestros sueños y pasiones. Una de las cosas que nos apasionan más, es contribuir con lo que podemos en la lucha para dejar a nuestros hijos y futuros nietos un mundo mejor.

Reseña del álbum ilustrado "Herb, el dragón vegetariano", por Jules Bass y Debbie Harter

Hoy me gustaría hablaros de un libro para hijos de padres vegetarianos o veganos, aunque también puede gustarle a cualquier otro niño que muestre interés por los cuentos de dragones, caballeros y princesas y esté buscando algo un poco diferente. Este álbum ilustrado trata sobre la tolerancia, la diferencia y la convivencia entre herbívoros y carnívoros, y el título original es Herb, the vegetarian dragon. El libro que tenemos está en inglés, pero a mis niños no les molesta, ya que se lo leo yo, a veces traduciendo al vuelo y a veces también en el idioma original, porque ya conocen bien la historia.

Las ilustraciones de este libro para niños veganos y vegetarianos son coloridas, divertidas y muy expresivas.


Criar niños vegetarianos en el mundo en que vivimos es más complejo de lo que parece, y por ello cada vez que me cruzo con un libro como Herb, el dragón vegetariano, termino indefectiblemente convenciéndome a mí misma de que se trata de una adición indispensable a la biblioteca infantil familiar. Sin embargo, la mayoría de cuentos de tema vegetariano que compro terminan dejando mucho que desear en cuanto a la calidad de la historia y de las ilustraciones, y por mucho que me esfuerce por convertirlos en clásicos de buenas noches, hasta mis niños de cinco años son capaces de detectar un intento fallido de sermonearles, por mucho que venga disfrazado de cuento de hadas.

10 Ideas de regalos de navidad ecológicos

Y de nuevo... huele a navidad, y lo queramos o no comenzamos a preguntarnos qué regalar por estas fechas a nuestros seres queridos. El año pasado os hablé de nuestra costumbre de regalar cestas entre la familia cercana, podéis releer el post si buscáis alguna idea para este tipo de regalos navideños: las cestas son ecológicas porque contienen productos que habríamos comprado de todos modos, con lo que no suponen una compra superflua que de otro modo podría acabar olvidada en un rincón. Este año os traigo 10 ideas de regalos de navidad ecológicos se nos ocurren para sorprender a nuestros familiares y amigos.



Disfraz de Halloween DIY... en veinte minutos

Yo no soy mucho de Halloween. Será porque no me gustan mucho los caramelos, o a lo mejor porque me dan un poco de miedo las calabazas talladas con dientes y cara de pocos amigos. Lo cual no quiere decir que no me guste el trasfondo espiritual de esta fiesta. Pero resulta que vivo en el mundo, ¡y el mundo dice que no quiere adaptarse a mí! Así que de pronto me he visto ante el dilema de conseguir un disfraz apropiado para Arandanita, para el cual no estaba dispuesta a gastarme ni un euro y no tenía más de media hora libre para preparar. Lógicamente lo más rápido habría sido ir a un bazar y comprar cualquier cosa por un módico precio, pero eso tampoco me convence. Me duele el corazón de pensar en disfraces sintéticos confeccionados por mano de obra mal pagada para ser usados durante un par de horas. Y visto que nadie tenía nada para prestarme me puse a rebuscar en nuestros respectivos armarios y conseguí montar un disfraz de bruja bastante decente, que me quedó así:

diy disfraz halloween rapido facil bonito niños
Pido disculpas, pero la modelo no estaba muy por la labor de posar, así que tendréis que conformaros con admirar mi colección de calabazas amarillas.