Mis regalos de reyes magos para niños y no tan niños

Como bien sabéis, no hay nada que me guste más que hacer regalos de navidad caseros en plan DIY, ya que son más originales, personales y ecológicos, pero este año, por circunstancias de la vida, se me ha echado el tiempo encima y me he visto obligada a comprar casi todos los regalos. Además, en la familia Arándana hemos estado bastante ocupados entre unas cosas y otras durante estas últimas semanas del 2019 y por eso he tenido que pedir muchas cosas de tiendas online (lo sé, es mejor fomentar el comercio local, pero no me daba la vida). Hoy os presento en exclusiva lo que nos van a traer los reyes magos en casa, tanto a los niños como a los menos niños, por si estáis pensando qué regalar en navidad. Si eres de mi familia deja de leer porque puedes quedarte sin sorpresa, jaja.


Esta soy yo entregando mis regalos
(en mis sueños, porque yo nunca los envuelvo).
Imagen cortesía de Jill111 de Pixabay.
Uno de los regalos más sufridos, ya sean de navidad o de cumpleaños, o simplemente para llevar cuando vas de visita, son los regalos comestibles. Ya os conté que me gusta mucho hacer cestas de navidad para mis seres queridos. Aunque yo no bebo nada de alcohol, ni vino, ni champán, ni nada de nada (porque no me gusta) tengo amigos que disfrutan de su copita de vino con la cena, así que me bajé a la bodega del barrio y pregunté qué tenían de vinos ecológicos. Y casi no me lo pude creer, pero tenían por lo menos diez vinos ecológicos diferentes, por ejemplo este Rioja Beronia. Entre los que compré (están en el altillo así que no voy a bajarlos para hacer la foto) me llamó la atención uno que se llamaba "Sentada sobre la bestia" (más que nada porque me chocó ese nombre tan raro). Pero me dijeron que cada vez hay más, sobre todo vinos valencianos que están en proceso de conseguir el certificado eco, y que se producen sin usar productos nocivos, aunque aún no pueden escribir "ecológico" en la etiqueta.

Otro elemento que no puede faltar en mis cestas es el chocolate. Pero el chocolate, y más si es para un regalo, es bueno que sea de comercio justo. Si no, por lo menos busca uno que tenga la marca UTZ, que es muy poco estricta, pero algo es algo. Yo (bueno, mi marido) encontré un chocolate ecológico que es una maravilla, para mí el mejor hasta ahora, y es de la marca Ethiquable. Por supuesto tuve que comprarme también uno para mí, para hacer el test antes de regalarlo, y certifico que está buenísimo. Además me encanta el mensaje: "Lo que tomo: chocolate de Ecuador; lo que defiendo: la perseverancia de un grupo de productores". Lo encontré en una tienda, pero también lo tienen online, en muchas variedades (os pego los links abajo de la foto). Este lo recomiendo 100%. Y tienen también café y una nutella ecológica que todavía no he probado.

mejor chocolate ecologico
Está buenísimo, es ecológico, de comercio justo y con un gran mensaje.
 


Como quitar cierres de seguridad infantil sin dañar los muebles: fácil y rápido

Yo no sé a vosotros, pero a mí los "bebés" se me están haciendo grandes. Tengo la casa totalmente llena de cierres de seguridad infantiles para evitar que los niños abran cajones y armarios, pero, sinceramente, hace una barbaridad de tiempo que no los usamos. Los cierres de seguridad son una molestia ahora que los niños están creciditos y además son bastante antiestéticos. Nuestro primer intento de quitar los cierres de "child proofing" no fue muy exitoso, si os digo la verdad... acabamos con un armario rayado después de media hora rascando y de muy mal humor. Por suerte una amiga me comentó este truco para eliminar los bloqueos de seguridad para bebés, y me pareció tan fabuloso que necesitaba compartirlo con vosotros.

como quitar bloqueos de seguridad infantil de los muebles


Lo mejor de éste método es que es SUPER RAPIDO Y FÁCIL! Y que no se necesita ningún producto químico. Funciona para todos los sistemas de bloqueo que se pegan a los cajones y armarios.

Por supuesto, con este post no pretendo decir que los bloqueos “antiniños” no sean útiles. ¡Lo son, y mucho! Gracias a ellos hemos podido proteger durante años los cajones de los “tuppers” (vaya usted y busque las tapas una vez se han hecho con ellos), mantener el armario del detergente y los productos de limpieza fuera del alcance de los niños, y, en general, conseguir que nuestro piso estuviera relativamente ordenado durante la loca época del gateo y meterse todo en la boca.

Es la primera vez que subo un vídeo a YouTube, así que espero que tengáis compasión con esta pobre mujer que casi se trastorna intentando editar el vídeo de los bloqueos infantiles (habría sido muy divertido publicarlo sin editar, ya que mi gato intentó hacer una aparición estelar mientras maniobraba con el hilo dental).

Bueno, y sin más rollos, aquí os dejo el link a mi primera obra maestra cinematográfica… “cómo quitar los bloqueos para bebés sin estropear los muebles”.



Mis compresas de tela preferidas

Como bien sabéis los que me leéis desde hace tiempo, soy una gran partidaria de las compresas lavables. Me parecen una fantástica idea para ahorrar dinero y mantener el planeta un poco más limpio. A menudo recibo emails en los que me preguntáis cuáles son mis preferidas, de modo que he decidido escribir este post para ayudar a aquéllas que estéis dudando acerca de cuáles elegir o que no sepáis dónde comprar compresas de tela de calidad.

mejores compresas lavables


Nota: no se trata de un post patrocinado, escribo con total sinceridad. Los links son afiliados, lo cual significa que, si compráis las compresas usando mi link, un par de céntimos de la compra se dedicarán al mantenimiento de este blog (¡sin coste adicional para vosotras, claro está!).

En primer lugar, si estás pensando en hacer el cambio a las compresas lavables, te recomiendo que lo hagas ya. Como decía aquel poema: "no esperes, al lunes, ni esperes a mañana...". Es mucho más sencillo de lo que puede parecer. Algunos de los motivos por los que uso compresas de tela son:

Entrevista con Wegans, la plataforma que subvenciona las compras veganas

Conocí el proyecto Wegans a través de una amiga que conoce a su creadora, Ana. Fue esta amiga quien me recomendó que me apuntase a la web, que permite a los consumidores aumentar su poder de compra. Más abajo explican cómo funciona, pero para resumir: se trata de una web donde se pueden comprar cupones, que usas después en tiendas asociadas a Wegans, y si utilizas su sistema de recomendaciones (plan de amigos) estos cupones te salen a mitad de precio. En este momento a través de Wegans puedes comprar todo tipo de productos: desde pan hasta servicios de peluquería canina. Cada día se unen nuevos negocios. Yo acabo de registrarme, así que aún no he podido probarlo, sin embargo me ha parecido una buena idea y por ello les he pedido que me cuenten un poco más sobre el proyecto Wegans en una breve entrevista (nota: no se trata de un post patrocinado).

Vista actual de la web de Wegans


Hola Ana, ¿podrías contarnos un poco sobre quiénes sois los creadores de la web Wegans?

Somos una pareja corriente, con tres niños y una vida normal y promedia. Tenemos nuestros trabajos, nuestras responsabilidades, cosas que nos gustan, que no nos gustan, gastos que hay que pagar, cosas que hay que hacer, pero lo más importante, tenemos nuestros sueños y pasiones. Una de las cosas que nos apasionan más, es contribuir con lo que podemos en la lucha para dejar a nuestros hijos y futuros nietos un mundo mejor.