Albóndigas sin carne (pssst... son de berenjena)

Cuando le puse esto en el plato al Arándano me miró con cara de "¿Ah pero ahora también comemos carne?". Pero tampoco se complicó mucho la vida y las probó, como diciendo... bueno, pues si a ella le parece bien, a mí también. Así son los hombres, qué le vamos a hacer. O al menos así son los Arándanos. Después de un par de bocados el pobre hombre seguía sin adivinar qué le había puesto en el plato, así que tuve que contarle mi secretillo... estas albóndigas son de berenjena, y sí, son vegetarianas (incluso se pueden hacer en versión vegana, sustituyendo el huevo por semillas de chia o de lino). Y la próxima vez recordadme que las haga con salsa de tomate y perejil, y seguro que no me pilla ni el más astuto antivegetariano. Y sin más preliminares, aquí va la receta de las albóndigas...

albondigas vegetarianas


Albóndigas vegetarianas de berenjena



INGREDIENTES

  • 1 berenjena grandecita, cortada en trocitos lo más pequeños posibles
  • 1/2 cebolla picada
  • 3 ajos
  • Un mendrugo de pan duro (por ejemplo, 1/3 de una barra de cuarto, o un par de rebanadas de una hogaza integral grande)
  • 1 cucharada de pimentón de la vera (puede ser picante)
  • Un huevo, o en versión vegana una cucharada de semillas de chia remojadas
  • 1 ramita de perejil picado
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Un poco de pimienta


CÓMO SE HACEN:

Rallamos el pan, o si sois tan vagos como yo, lo podéis cortar a rebanadas, tostarlo y hacerlo en trocitos que después echaremos en el robot de cocina.

Mientras tanto sofreímos la cebolla y los ajos, le añadimos la berenjena y esperamos a que quede blandita.

Echamos todos los ingredientes en un robot de cocina o batidora y le damos al botón de picar (una batidora normal o de vaso también sirve).

Vamos formando bolitas con una cuchara y las cocinamos en una sartén antiadherente con un poquito de aceite, dándoles vueltas con cuidado para que no se deshagan.

albondigas vegetarianas berenjena



Las albóndigas quedan bastante firmes, y sospechosamente parecidas a una albóndiga corriente (al menos a la vista). Para culminar el efecto se debe hacer una salsa de tomate frito pero no me daba tiempo... así que en casa se tuvieron que conformar con palitos de zanahoria cruda. Ya me contáis si probáis estas albóndigas vegetarianas de berenjena, y si en casa son capaces de descubrir los ingredientes.

6 comentarios:

  1. Ooh qué ricas! Gracias por compartir esta maravillosa receta Arándanita.Mmuuuua

    ResponderEliminar
  2. Todas las albóndigas me gustan y oye que la berenjena tiene un sabor muy rico!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Te quedaron para repartir ;-))))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  4. A mi mediano le encantan las berenjenas!, una buena manera de cocinarlas, me encanta!
    Un saludo para toda la familia Arándana, muakkk!

    ResponderEliminar
  5. Que curiosas, tengo que probarlas, jeje. Estos Arandanos que poquito paladar porque de una berenjena a un sabor a carne.....
    Besote!!!!

    ResponderEliminar

Deja un comentario y cuéntanos tu opinión, tus experiencias... ¡nos interesa saber lo que piensas!