Mi selección de películas Disney para niñas independientes

No es un secreto que soy una de esas madres horribles que censuran lo que ven sus hijos. Supongo que el hecho de que no vayan todavía al colegio me ayuda a permitirme este tipo de lujos. Teniendo niñas me parece todavía más importante controlar lo que ven y lo que no, ya que las historias que contamos a nuestros hijos tienen una gran influencia en la formación de su personalidad y la percepción que tienen de sí mismos. Y precisamente en las niñas, creo que nuestra sociedad ha llegado a un punto un tanto extremo en cuanto a objetificación y culto al cuerpo, que después en los años adolescentes puede causar depresión a la más esbelta y hermosa si por esto o aquello al final no es capaz de ser “la más bella de este reino” y ganarse al príncipe (lo cual, al parecer, es el fin último de toda mujer en la mayoría de las películas de Disney, que siempre terminan con una boda. Y FIN).

Los estudios de la Disney (fuente de la imagen: Wikipedia, autor Coolcaesar)
Mi obsesión por encontrar películas infantiles decentes comenzó justamente cuando, un buen día, le puse a mi hija La Sirenita, de la cual guardaba tan tiernos recuerdos de mi infancia (un cangrejo cantando “Bajo del mar” con acento andaluz, ¿puede haber algo mejor?). Y ya desde el principio del filme no pude creer lo que veían mis ojos: Ariel se enamora de un príncipe al que no conoce sólo con verlo, vende su voz (y voto) a cambio de convertirse en una bellísima mudita obediente, y su objetivo final –y única salvación- es conseguir que el mozo le plante un beso. Me pregunté qué clase de mensaje subliminal le estaba transmitiendo a mi hija con este tipo de historias… y así nació mi lista blanca.

Probablemente algunos se sorprenderán al ver que he excluido (¡deliberadamente!) la taquillerísima Frozen de mi lista. Aunque me parece que la historia en sí está bien, y me cae bien la sensata de Elsa, no comprendo por qué las dos hermanas tenían que ser princesas. ¡Siempre princesas! Y otra vez las niñas tienen que ser bellas, y adineradas, y de sangre azul, y llevar tiara.  Si hubieran sido dos hermanas granjeras, o estudiantes de chino, o exploradoras del Amazonas, le habría puesto un diez. Pero claro, supongo que eso habría vendido mucho menos. Porque al parecer, si no eres princesa tu vida no le interesa a nadie y no se merece una película de dibujos animados.

Por todo ello, tengo una larga lista de películas que no vemos, y una bastante más breve de películas que sí, porque son menos sexistas, porque estimulan la imaginación… y porque, sí, las cintas de Disney, por mucho que algunos estén en contra de esta gran factoría, son las más fáciles de encontrar. Y algunas de las que más me gustan para ver con mi hija son (por orden alfabético y casual):

Buscando a Nemo (2003): con las películas de animalitos siempre es más fácil acertar que con las de princesas. Nemo es hijo de un padre sobreprotector (la que esté libre de pecado…) y como todo vástago que se precie se rebela ante la autoridad de su papá, lo cual le crea un montón de problemas pero acaba siendo una buena lección para ambos. Cierto que la única protagonista femenina, Dory, está un poco tocada del ala, pero es simpática y al final tiene un papel crucial en salvar a Nemo y a su padre. Y bueno, la película no se centra en darle un beso a un príncipe entre los corales, así que… ¡aceptamos barco!

Dumbo (1941): cuenta la historia de un elefantito del que todos se burlan por sus gigantescas orejas de soplillo y que sufre sobremanera a causa de su aspecto (hasta el punto de que lo separan de su madre cuando ésta intenta defenderlo de las mofas de los demás animales). Probablemente hoy su problema se habría resuelto con algo tan simple como un par de adhesivos, pero lo importante es que, a pesar de su aspecto –que no es perfecto- consigue ser el elefante más especial del circo, y no sólo eso, consigue sacarle partido a su singularidad y ser mejor gracias a ella. Mensaje que me interesaría que recordaran muchas niñas de instituto que piensan que tienen la nariz demasiado aguileña, las caderas demasiado anchas o las gafas demasiado grandes… y se deprimen por ello. Eso sí, la película es antigua, y esto se ve en la calidad y en ciertos detalles que nos parecen hoy algo desfasados.

Hermano oso (2003): un cazador inuita es convertido en oso y se ve obligado a ver el mundo desde la perspectiva de los animales a los que caza. Acaba convirtiéndose en amigo y protector de un osito a cuya madre él mismo mató en el pasado. Una historia entrañable, sobre todo para cualquiera que esté en contra de la caza recreativa y a favor de inculcar a los niños el respeto por la naturaleza y el resto de seres vivos. ¡Apto para vegetarianos!

La entrañable Mary Poppins es elegante hasta con la nariz llena de hollín (fuente de la imagen: Wikipedia, imagen de dominio público extraída del trailer).

Mary Poppins (1964): no creo que necesite resumiros la historia de Mary Poppins, califragilísticaespialidosa niñera, hechicera y dama de modales impecables. Mary es dulce, inteligente, trabajadora -¡no es princesa!- , pero también un tanto rebelde -¿alguien recuerda cómo se apropia del puesto de trabajo ante un semicatatónico señor Banks? Sinceramente, no me importaría en absoluto que mi hija quisiera ser como ella. O ser como Mary… yo misma. O al menos tener su bolso.

Mulan (1988): la leyenda de Mulan me encanta, aunque muchos la preferirán para niños más mayorcitos ya que contiene alguna que otra escena de batalla que puede ser demasiado violenta para los más pequeños. Pero claro, es difícil evitarlo si queremos relatar la historia de una guerrera. Mulan es una chica que, en una época en que el lugar exclusivo de la mujer era la cocina y el patio trasero, se hizo pasar por un muchacho para ayudar a su anciano padre, estuvo a punto de ser ejecutada al descubrirse su condición femenina y acabó salvando a China de los invasores gracias a su valentía, ganándose el respeto del mismísimo emperador, que se arrodilló ante ella bajo la mirada de todos sus súbditos. No está mal como modelo a seguir, ¿no?

Estas son sólo algunas de las películas de la lista, ya que la voy ampliando cuando me encuentro con filmes interesantes. Creo que la tendencia actual es estrenar filmes más igualitarios que en los noventa, aunque por desgracia siguen plagados de princesas. Espero que os pueda ser útil, y si sabéis de alguna que podría añadir me alegrará leer vuestras sugerencias en los comentarios.

12 comentarios:

  1. Yo también estoy un poco hasta las narices de esas princesas tontorronas quinceañeras que se limitan a quedarse esperando que el príncipe las bese, las salve o lo que sea.
    Añadiría Brave, ya que aunque Mérida es princesa, no se viste ni se comporta como tal, y además rechaza casarse sólo porque lo diga su madre. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad! Brave me gusta, lo único me fastidia un poco que odie tanto a su madre al principio... aunque al final aprende que su madre no es mala, no sé si para un niño pequeño el mensaje que se queda es que odia a su mamá... pobre...

      Eliminar
  2. Yo no estoy muy al loro de las películas actuales, pero recuerdo de mi tierna infancia películas de Disney sin princesas de las que guardo muy buen recuerdo: El libro de la selva, Pinocho (versión Diyney), Fantasia (la primera, que está dibujada aún a mano y es una pasada cómo están los dibujos adaptados a la música clásica), y hay otra película que me encantaba aunque no es de Disney: Chiti chiti bang bang. Si me acuerdo de alguna más te aviso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rocío! Voy a tener que ver Chiti chiti bang bang, si la vi en mi infancia no lo recuerdo, pero ya me la habéis recomendado dos.

      Eliminar
    2. Otra peli que se me ocurre es Ciento y un dálmatas, la escena que más me gustó de chica es del principio, en la que cuenta que los perros y sus "dueños" (lo pongo entre comillas porque considero que nadie posee a nadie) se parecen, y los ejemplos son buenísimos.
      Y no dejes de ver el Chiti chiti bang bang, seguro que has oido alguna que otra canción (bueno, es que yo soy más vieja que tú, pero las canciones eran muy conocidas).

      Eliminar
  3. Ohhh, bueno queda claro que las princesas no son tu tema preferido, jajaja, la verdad que si que quiza apuran mucho en el tema, pero bueno...
    Yo añadiría Fantasia, la encuentro preciosa y un modo de intruducir la música clásica. Y la dama y el vagabundo? que tal? vagabundo consigue un hogar tras y reconocimiento por actuar con nobleza a pesar de que todos (o casi todos) le rechazan por su condición.
    No se...creo que habría alguna mas, ahora mismito no caigo :P
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja cierto cierto me pillaste! No me gustan mucho. Me apunto La dama y el vagabundo, la verdad es que no me acuerdo de ella!! Besitos

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo con tu selección, debemos ir con cuidado con los mensajes que se les inculcan a las/los pequeños de manera que ni nos enteramos. Recuerdo que una de las primeras películas que vi en el cine con mis padres fue Chatrán, iba de un gatito, y también recuerdo El oso (creo que se llamaba, después ya pasamos al rey león. Me parece que mis padres tampoco eran mucho de princesas :) Y como dicen en un cometario ahí arriba, chiti chiti bang bang también me gustó. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El oso sí que la he visto, es bonita aunque recuerdo que era un poquito triste... no lo digo con seguridad porque creo que la vi de pequeñita. La de Chatrán no la conocía, voy a ver si la encuentro.

      Eliminar
  5. Muy buena selección!!

    De peque he visto todas jejejeje

    ResponderEliminar
  6. Holaaa..me encanta la selección y soy de la misma opinion aunque no le tengo tirria a las princesas...anastasia me encantó y es ella solita quien se salva y escoge el rumbo de su vida. Hace poco vi una peli que se llana "descubriendo a los robinson" y me enamore de ella (un niño que vive en yn orfanato y su objetivo es inventar algo para poder conocer a su verdadera madre...y despues de aventuras se da cuenta que lo importante son las personas que te cuidan porque son tu vwrdadera familia aunque no sean de tu sangre)... Por si quereis echarle un vistazo e incluirlas. Gracias por tu blog...estoy ahora leyendoteee

    ResponderEliminar
  7. Me estoy releyendo tu blog porque últimamente estoy muy desconectada y a pesar de estar de acuerdo en casi todo contigo, en este tema no estoy para nada. Disney, sexismo, princesas, mensajes subliminales... ¿de verdad? Según he leído tu las vistes y eso no ha influido para nada en tu forma de ver la vida... Yo las he visto todas, una y mil veces con mis sobrinas que son todas independientes, modernas y feministas... no sé... creo que hay mucha paranoia con el tema y que la educación que reciben en casa, lo que ven y lo que hacen, influye mucho más que vestirse de princesa o ver una película "secista"

    ResponderEliminar

Deja un comentario y cuéntanos tu opinión, tus experiencias... ¡nos interesa saber lo que piensas!