Receta: pan de trigo sarraceno con nueces

Este pan está tan bueno que me siento mal por no haber descubierto antes la receta. Lo más gracioso es cómo acabé haciéndolo, porque la receta usa la mitad de harina de trigo sarraceno y la otra mitad de harina blanca, y en mi casa nunca hay harina blanca de trigo (será que somos muy raros, pero solemos usar sólo espelta y kamut integral para la mayoría de cosas). Pero con las fiestas y demás, me entró nostalgia y quise hacer un roscón de Reyes, así que compré harina "normal" en el mercado, supuestamente venida directa del molinero. Lo malo es que después de mucho investigar descubrí que un buen roscón tiene que tener un montón de grasa y azúcar, en caso contrario es lo mismo que comerse un pan reseco en forma de rosquilla. Así que desistí con lo del roscón. Y se me quedó la harina en el armario, sin saber qué hacer con ella. Decidí usarla para algo un poco más sano que un roscón, y al final terminé probando esta maravillosa receta de pan de trigo sarraceno. 

receta Pan de trigo sarraceno con nueces
Pan de trigo sarraceno con nueces.

RECETA: PAN DE TRIGO SARRACENO CON NUECES


  • 400 g de harina de trigo sarraceno 
  • 400 g de harina blanca de trigo 
  • 600 ml de agua hirviendo 
  • 250 ml de agua templada 
  • Medio cubito de levadura de panadería 
  • 2 cucharaditas de sal 
  • 5 cucharadas soperas de aceite de oliva 
  • Un puñadito de nueces 


CÓMO SE HACE

  • Ponemos a hervir los 600 ml de agua. Una vez hirviendo vertemos el agua sobre la harina de trigo sarraceno y removemos bien para deshacer los grumos. Reservamos.
  • Mientras tanto, ponemos una sartén al fuego y le damos una vuelta a las nueces troceadas (sin que se quemen ni se lleguen a dorar, basta con que empiece a oler un poquito a nueces).
  • Disolvemos la levadura en los 250 ml de agua templada (para haceros una idea, si metemos el dedo dentro no debemos quemarnos, la temperatura debe ser como la de un baño agradable). 
  • En otro bol ponemos la harina blanca y le añadimos la sal, el aceite y el agua con levadura.
  • Mezclamos ambas masas (es mucho más sencillo si tienes una batidora para masas o un robot de cocina). Cuidado, antes de mezclar comprobamos que la masa de trigo sarraceno no quema al tacto.
  • El resultado es una masa bastante líquida, que pondremos a reposar en el lugar más caliente de la casa, sin corrientes de aire, cubriendo el bol con un paño de cocina. (Yo por ejemplo lo pongo al lado del radiador del cuarto de baño y dejo la puerta bien cerradita).
  • Después de una hora o dos la masa habrá subido aproximadamente hasta el doble de su volumen inicial.
  • Removemos la masa con una cuchara de madera y le añadimos las nueces.
  • Forramos el molde con papel de cocina y vertemos la masa.
  • Volvemos a cubrir con un paño y dejamos reposar hasta que suba de nuevo, esta vez hasta (más o menos) el 50% del volumen.
  • Precalentamos el horno a 200º. Metemos el pan en el horno con mucho cuidado de no agitar la masa (para que no pierda las burbujas de aire que se han formado durante la fermentación).
  • Cocemos el pan entre 40 y 60 minutos. Yo lo tuve 60 minutos pero depende mucho de la forma del molde y del horno que tengas. Lo mejor es pinchar y comprobar que el pincho sale prácticamente limpio.
  • Una vez asado, envolvemos el pan en un paño de cocina limpio y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Éste está hecho en un molde redondo de cristal Pyrex (sin la tapa), se puede ver la marca que deja el papel al desmoldarlo. Está igual de bueno pero queda más bonito en el molde rectangular.

OBSERVACIONES IMPORTANTES: 
  • La masa queda muy líquida, es normal. 
  • Hay que poner el pan en un molde y forrarlo con papel de cocina. En caso contrario no se podrá desmoldar después. 
  • A mí me dijeron que es preciso darle una vuelta a las nueces en la sartén, en caso contrario el sabor no es tan bueno. La razón no la sé, pero no me atreví a desobedecer por si acaso... 
  • No intentes hacer este pan sin un molde, la masa es tan blanda que quedaría totalmente plano. Yo conseguí el mejor resultado usando dos moldes de 20 cm o uno de 30 cm. Uso concretamente uno de la marca Zenker, como éste:

Yo tengo este molde para pan - Zenker 30cm.
No voy a negarlo, da un poco de trabajo (calcula tres o cuatro horas), pero si vas a estar toda la tarde en casa es muy fácil, ya que la mayor parte del tiempo sólo hay que esperar a que suba la masa. Y desde luego vale la pena probar.

Lo primero que me vino a la mente al probar este pan de trigo sarraceno fue: "¡Es como el pan comprado!". Porque, sí señores, el pan que venden siempre está tan blandito, esponjoso y jugoso... ¡pues éste también! Y la corteza queda también ideal. Lleva 50% de trigo sarraceno, lo cual se encuentra difícilmente en tiendas normales (desconfíe usted del "pan de cereales" del supermercado...). He hecho ya muchas veces pan con 100% trigo sarraceno, se puede y está bueno, y si estás cocinando para celíacos es lo mejor. Pero esta variación está innegablemente más blandita y sabrosa.

receta pan casero trigo sarraceno


A la próxima voy a intentar cambiar la harina de trigo por harina integral de kamut o de espelta, a ver qué tal sale. Para celíacos, estoy casi segura de que funcionaría perfectamente si sustituís en la receta la harina de trigo por harina convencional sin gluten y sin levadura (por ejemplo de la marca Schär). Ya os contaré cómo queda el pan de trigo sarraceno si pruebo alguna de estas variaciones.

9 comentarios:

  1. Qué pinta!!
    Varias dudas: ¿Qué es el trigo sarraceno? Y con cantidades tan grandes de harina, ¿cuánto pesa el pan resultante (más o menos)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas preguntas!!
      En cuanto al peso: en este momento no tengo ningún pan recién hecho al que no le falten trozos pero he pesado lo que me queda y creo que entero tendría aprox. 1200 gramos. O dos panes de 600 g.
      El trigo sarraceno en realidad no es trigo, la harina es de color grisáceo, no tiene gluten, y tiene un sabor muy característico que a unos les gusta mucho (y a otros nada). En búlgaro parece que se llama
      елда, casi seguro que allí tenéis de eso, en España no es tan popular todavía.

      Eliminar
  2. Un color genial!!!
    Y la miga alveolada que bien :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  3. Mi asignatura pendiente es hacer pan casero. Me apunto la receta ;)

    ResponderEliminar
  4. Hace tiempo que hacemos pan casero (de todo tipo) gracias a la Thermomix que lo amasa en un santiamén. Me hice con el libro de pan y me volví loca haciendo masas de todo tipo.
    Me apunto esta receta con trigo sarraceno, que en la foto "tiene un pintaaa".
    Un besito,

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya pintaza!.Habrá que probar la receta

    ResponderEliminar
  6. No sé si me atrevería, hace unos días intenté hacer pan casera para principiantes, de ese que no se deja fermentar ni nada y no me salió. Sospecho que fue porque el vapor se escapó del recipiente pero fue un chasco... a ver si la próxima vez sale mejor.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. hola tu blog es muy lindo con muchas ideas interesantes te invito a visitar el mio si te apetece . besos

    ResponderEliminar

Deja un comentario y cuéntanos tu opinión, tus experiencias... ¡nos interesa saber lo que piensas!