10 Ideas para una Nochevieja solos con niños pequeños

Es bastante probable que esta Nochevieja la celebremos en petit comité, y no será la primera ni la última vez. Atrás quedaron los tiempos de las fiestas locas (si es que alguna vez las tuvimos); sin embargo tampoco me va eso de fingir que es una noche cualquiera e irme a la cama a las diez. Por eso estoy ahora mismo haciendo planes para dos adultos con mucho sueño y una niña de pocos años (ésta última sin pizca de sueño, claro está).

¿Home alone con los niños en Nochevieja?  No sois los únicos. (Foto fireworks3_c.jpg cortesía de Sebastiano, morgueFile.com)




10 IDEAS PARA UNA NOCHEVIEJA SOLOS CON NIÑOS PEQUEÑOS

Galletas integrales con aceite de coco

Hacía mucho tiempo que no hacía dulces con aceite de coco, porque el aceite de coco sin refinar y ecológico es extremadamente caro por aquí. Sin embargo, unos días atrás leí por casualidad que la manteca de coco refinada, siempre que sea ecológica, se puede consumir sin problema alguno... y sale bastante más barata. Por lo visto el problema son los solventes o aditivos que se utilizan en el proceso de refinado. En cualquier caso, el ingrediente estrella de las galletas de esta Navidad es... sí, lo adivinásteis: aceite de coco, y aparte también harina integral y azúcar de caña.

galletas integrales aceite de coco


Son facilísimas de hacer, el único truco es meter la masa unos diez minutos en la nevera antes de amasarla para que no esté demasiado pegajosa y se pueda cortar bien (por el aceite de coco). Por favor, no hagáis como yo la primera vez, que me la olvidé ahí dentro tres cuartos de hora, y al sacarla estaba llena de enormes trozos blancos de manteca endurecida... fue una odisea volver a mezclarlo todo.

La cesta de Navidad moderna, o cómo abordar los regalos de una manera diferente

Hacer regalos a los niños es tremendamente fácil, ya que crecen rápido y siempre necesitan ropa nueva, mientras que sus gustos y habilidades cognitivas varían y evolucionan cada año. Sin embargo, yo me veo siempre en un aprieto cuando tengo que buscar un regalo para una amiga soltera que tiene ya de todo, o peor aún, para un abuelito que ya no necesita prácticamente nada. Supongo que lo mismo les ocurre a ellos si tienen que regalarme algo a mí, con todas mis manías y rarezas. Valga el ejemplo (verídico) de una buena señora que me regaló en cuatro años sucesivos cucharillas de postre, cucharillas para helado, cucharillas para sorbete con pajita y cucharillas de plástico para huevos a media caña –que no sé ni cómo se cocinan. Atónita ante aquella incongruente abundancia de cucharas en miniatura acabé por hacerle una propuesta: hacernos sólo regalos consumibles (ya que la palabra útil parece tener un significado distinto para cada persona).

Los regalos de Navidad... eterno quebradero de cabeza.


“Como si fuera una cesta de Navidad”, le expliqué con mucha delicadeza.

14 vídeos infantiles en español para Navidad

Una de las cosas que menos me gusta de las fiestas navideñas son los anuncios televisivos, especialmente aquellos que van dirigidos al público infantil (lo siento, cadenas de televisión, pero eso de vender juguetes a los niños de manera tan agresiva me parece muy feo). En casa la verdad es que no tenemos tele, pero esto no quiere decir que no nos guste crear un poco de ambiente navideño con música y películas. A veces me gusta enseñarle a la pequeñaja vídeos de YouTube para que pueda aprenderse la letra de los villancicos y ver escenas típicas de estas fechas. Vale, a veces sale algún anuncio cuando miras vídeos por internet, pero son menos y generalmente menos espectaculares.


Imagen tomada de un vídeo muy entrañable de LittleBabyBum
Esta es una recopilación con los vídeos  de Youtube EN CASTELLANO que más nos han gustado este año. A mí me costó bastante encontrarlos, porque quería que fueran de tema navideño e infantil, con animaciones de calidad y en español. Por eso he decidido compartirlos y espero que os gusten y que puedan seros útiles, sobre todo si tenéis niños pequeños:

1. ARRE BORRIQUITO: Una animación la mar de mona con el villancico popular:



Cómo hacer monedas de chocolate en casa

Hace poco os contaba mis aventuras haciendo piruletas de fruta en casa, y cómo Arandanita se quedó encantada con ellas. Pues bien... el capítulo siguiente de nuestras golosinas caseras fueron las monedas de chocolate. No tengo ni idea de dónde las habrá visto pero llevaba días contándome que quería un cofre de monedas de chocolate. Y creedme, cuando a Arandanita se le mete algo en la cabeza es capaz de repetirlo 700.000 veces en un sólo día, hasta el punto de que empecé a soñar yo también con las dichosas moneditas, acordándome de mi infancia... y tantas vueltas le di que se me ocurrió que podría hacer las monedas de chocolate yo misma en casa, siendo éste el resultado:

como hacer monedas de chocolate en casa
El tesoro del pirata. Todo monedas de plata.

Supongo que os preguntáreis por qué me puse a hacerlas cuando las venden por todas partes, y además las de las tiendas son mucho más bonitas.

Cómo hacer crema antiestrías de karité: ¡fácil!

Durante mi primer embarazo una de las cosas que más me preocupaba eran las estrías. No es que sea particularmente vanidosa, pero la historia familiar no era demasiado prometedora (mi madre las tiene, y a mí ya me salieron unas cuantas en la adolescencia sin motivo aparente). Por eso mismo me dije que, tratándose de un caso extremo, haría una excepción y si era preciso compraría cualquier crema, de la farmacia, industrial, transgénica, ¡me daba absolutamente igual! ¡Sólo por favor por favor POR FAVOR que no me salieran estrías! Y me puse a buscar, y a preguntar, y a investigar... y resulta que la mitad de gente que usaba cremas carísimas y de marca acababa con estrías. Y al final encontré una rutina sencillísima (y barata) que parece ser le ha funcionado a mucha gente. En mi caso fue un éxito (aunque está por ver si la próxima vez volveré a tener tanta suerte). Lo mejor de todo es que se trata de una crema antiestrías totalmente natural, fácil de hacer en casa en cinco minutos, y la base son tan sólo dos ingredientes relativamente sencillos de obtener.



La rutina que yo seguí era la siguiente: aceite casero antiestrías tras la ducha (receta a la próxima) y una o dos veces al día mi crema casera de karité. La piel debe estar siempre un poquito pringosa, nunca seca del todo; las cremas comerciales no tienen este pequeño inconveniente, pero a mí no me molesta, más aún vista la (in)eficacia de éstas últimas. Yo creo que más vale prevenir que curar (las estrías una vez aparecen sólo se pueden eliminar con láser, y no siempre). Para evitar manchar alguna prenda delicada conviene usar camisetas interiores debajo de la ropa.