Ingredientes para un picnic perfecto (y receta de gazpacho de melón)

Tenemos la gran suerte de tener relativamente cerca un lugar ideal para ir de picnic. Se puede ir en bicicleta y meter toda la comida en una mochila (o dos), y con muy pocos preparativos y presupuesto cero una tarde de diario se convierte en un trocito de vacaciones:

El gazpacho de melón es ideal para aprovechar un melón sin sabor
Este fue un picnic totalmente improvisado en plan oye prepara algo rápido y dentro de una hora quedamos en ese sitio chulo de los picnics. Tenía un melón que sabía totalmente a pepino. Mi padre siempre bromeaba diciendo que esos melones serían ideales para echar en la ensalada, así que ni corta ni perezosa yo decidí echarlo en el gazpacho. Y no quedó nada mal, pero eso sí: hay que usar un melón muy, muy malo. Que no esté nada dulce. 

RECETA DE GAZPACHO DE MELÓN:

Ingredientes:
  • Un melón con sabor a pepino / totalmente insípido
  • Un buen puñado de tomates
  • Dos o tres ajos
  • Un poco de cebolla
  • Pimiento rojo si tienes alguno por la nevera (si no, da igual)
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • Un poco de agua, y si tienes algún hielo mejor que mejor

Cómo se hace:

Se bate todo y se echa sal, aceite y vinagre hasta que sepa a gazpacho. Meter en la nevera unas horas, o si tienes mucha prisa en el congelador (no te lo olvides dentro que explotará la botella). O échale un par de hielos y sal corriendo por la puerta.

***
El plato principal fueron unas nada glamurosas espirales de pasta con calabacines gigantes y tomates del huerto de la suegra, berenjena y cebolla, aderezados con orégano y tomillo.

Macarrones corrientes y molientes.


Y como nos habíamos quedado sin postre (porque el patético melón acabó en el gazpacho) terminamos la merienda-cena con un té rooibos, que en un lugar así sabe a gloria:


Pero lo mejor no fue el gazpacho, ni siquiera el té... lo mejor fue el coro de ranas que se encargó de la banda sonora durante toda la tarde.

Detrás de estos juncos viven las ranas.


En resumen, una opción ecológica y barata para imaginar que estábamos de vacaciones en algún lugar exótico o en el decorado de una película bucólica. Así que ya sabéis... mochila, bicicleta y a buscar un parque, con bancos y poca gente, donde montar un picnic estival. ¡Seguro que os encantará!


10 comentarios:

  1. Que bueno todo.
    Y y rooibos me encanta!!! pero ya sabes al ser africano siempre hay que adquirirlo por la vía del comercio justo ;-) si no queremos que se sigan enriqueciendo los mismos explotadores de siempre, como pasa con otros 2 productos que en España no hay el café y el cacao.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, yo siempre intento mirar que estas cosas sean de comercio justo, y eso que a veces es difícil.

      Eliminar
  2. Anda entonces es un gazpacho convencional pero con el añadido del melón sosillo. Así se aprovecha y no hay que tirar comida (cosa que no soporto) ni comerlo a disgusto. Muy buen truco! Aquí en Bulgaria los melones son naranjas, así que no fastidiarían el color del gazpacho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, exacto! Un gazpacho normal pero sustituyes el pepino por melón.

      Eliminar
  3. Que rico el gazpacho de melón!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Me encanta tu picnic!
    La idea del gazpacho de melón me ha encantado. Luego la pasta con verdura... de mis favoritas.
    Y encimo un roiboos...
    Pero no contenta con eso, las ranas sin parar de cantar... ¡Me encanta escuchar las ranas!!
    ¡La próxima vez me apunto!
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ranas fueron lo mejor, y había mil. La próxima vez pongo un plato más para ti ;)

      Eliminar

Deja un comentario y cuéntanos tu opinión, tus experiencias... ¡nos interesa saber lo que piensas!