Disfrutando del verano

¿Dónde estarán los Arándanos?
Dicen que los han visto
en un lugar de aguas azul turquesa,


debajo de una cascada,

Crepes de arroz y mijo (receta sin gluten)

¡Espero que estéis disfrutando del verano tanto como la familia Arándana! Por aquí hace mucho calor, las autopistas se derriten y el aire acondicionado brilla por su ausencia (pero con lo ecológicos que somos, ¿qué esperabáis?). Pero no todo son pegas... los arándanos (los de verdad) proliferan, al igual que las frambuesas, los melocotones y las ciruelas. ¡Por fin! ¡Fruta madura! Y qué mejor para disfrutarlos como debe ser que un desayuno con crepes. Esta vez seguimos en la línea experimental de crear dulces sin gluten, pero también sin gomas ni ingredientes raros que me dan miedo. A mí esta receta me ha gustado mucho, tienen el mismo sabor y una textura muy parecida a la de un crepe normal: se trata de unos sencillos crepes de arroz y mijo que seguro que van a alegrar vuestros desayunos veraniegos:

crepes sin gluten de arroz
Sabes que quieres uno.


Tengo que advertir, eso sí, que en esta ocasión mi receta es vegetariana pero no vegana. De momento no he conseguido hacer crepes que queden bien usando harina sin gluten y nada de huevo. El gluten funciona un poco como "cemento" y da elasticidad a la masa. Las harinas que no lo contienen se desmigan mucho y los crepes quedan demasiado tiesos, mientras que el huevo ayuda a mantener la masa ligada. Posiblemente pueda hacerse con un sustituto del huevo tipo no-egg, pero yo no lo tenía por casa. ¡Es cuestión de experimentar! De todos modos nuestros huevos proceden de una granjera conocida cuyas gallinas tienen hasta nombre y corretean por el campo, no de jaulas industriales.