10 Ideas para una Nochevieja solos con niños pequeños

Es bastante probable que esta Nochevieja la celebremos en petit comité, y no será la primera ni la última vez. Atrás quedaron los tiempos de las fiestas locas (si es que alguna vez las tuvimos); sin embargo tampoco me va eso de fingir que es una noche cualquiera e irme a la cama a las diez. Por eso estoy ahora mismo haciendo planes para dos adultos con mucho sueño y una niña de pocos años (ésta última sin pizca de sueño, claro está).

¿Home alone con los niños en Nochevieja?  No sois los únicos. (Foto fireworks3_c.jpg cortesía de Sebastiano, morgueFile.com)




10 IDEAS PARA UNA NOCHEVIEJA SOLOS CON NIÑOS PEQUEÑOS

Galletas integrales con aceite de coco

Hacía mucho tiempo que no hacía dulces con aceite de coco, porque el aceite de coco sin refinar y ecológico es extremadamente caro por aquí. Sin embargo, unos días atrás leí por casualidad que la manteca de coco refinada, siempre que sea ecológica, se puede consumir sin problema alguno... y sale bastante más barata. Por lo visto el problema son los solventes o aditivos que se utilizan en el proceso de refinado. En cualquier caso, el ingrediente estrella de las galletas de esta Navidad es... sí, lo adivinásteis: aceite de coco, y aparte también harina integral y azúcar de caña.

galletas integrales aceite de coco


Son facilísimas de hacer, el único truco es meter la masa unos diez minutos en la nevera antes de amasarla para que no esté demasiado pegajosa y se pueda cortar bien (por el aceite de coco). Por favor, no hagáis como yo la primera vez, que me la olvidé ahí dentro tres cuartos de hora, y al sacarla estaba llena de enormes trozos blancos de manteca endurecida... fue una odisea volver a mezclarlo todo.

La cesta de Navidad moderna, o cómo abordar los regalos de una manera diferente

Hacer regalos a los niños es tremendamente fácil, ya que crecen rápido y siempre necesitan ropa nueva, mientras que sus gustos y habilidades cognitivas varían y evolucionan cada año. Sin embargo, yo me veo siempre en un aprieto cuando tengo que buscar un regalo para una amiga soltera que tiene ya de todo, o peor aún, para un abuelito que ya no necesita prácticamente nada. Supongo que lo mismo les ocurre a ellos si tienen que regalarme algo a mí, con todas mis manías y rarezas. Valga el ejemplo (verídico) de una buena señora que me regaló en cuatro años sucesivos cucharillas de postre, cucharillas para helado, cucharillas para sorbete con pajita y cucharillas de plástico para huevos a media caña –que no sé ni cómo se cocinan. Atónita ante aquella incongruente abundancia de cucharas en miniatura acabé por hacerle una propuesta: hacernos sólo regalos consumibles (ya que la palabra útil parece tener un significado distinto para cada persona).

Los regalos de Navidad... eterno quebradero de cabeza.


“Como si fuera una cesta de Navidad”, le expliqué con mucha delicadeza.

14 vídeos infantiles en español para Navidad

Una de las cosas que menos me gusta de las fiestas navideñas son los anuncios televisivos, especialmente aquellos que van dirigidos al público infantil (lo siento, cadenas de televisión, pero eso de vender juguetes a los niños de manera tan agresiva me parece muy feo). En casa la verdad es que no tenemos tele, pero esto no quiere decir que no nos guste crear un poco de ambiente navideño con música y películas. A veces me gusta enseñarle a la pequeñaja vídeos de YouTube para que pueda aprenderse la letra de los villancicos y ver escenas típicas de estas fechas. Vale, a veces sale algún anuncio cuando miras vídeos por internet, pero son menos y generalmente menos espectaculares.


Imagen tomada de un vídeo muy entrañable de LittleBabyBum
Esta es una recopilación con los vídeos  de Youtube EN CASTELLANO que más nos han gustado este año. A mí me costó bastante encontrarlos, porque quería que fueran de tema navideño e infantil, con animaciones de calidad y en español. Por eso he decidido compartirlos y espero que os gusten y que puedan seros útiles, sobre todo si tenéis niños pequeños:

1. ARRE BORRIQUITO: Una animación la mar de mona con el villancico popular:



Cómo hacer monedas de chocolate en casa

Hace poco os contaba mis aventuras haciendo piruletas de fruta en casa, y cómo Arandanita se quedó encantada con ellas. Pues bien... el capítulo siguiente de nuestras golosinas caseras fueron las monedas de chocolate. No tengo ni idea de dónde las habrá visto pero llevaba días contándome que quería un cofre de monedas de chocolate. Y creedme, cuando a Arandanita se le mete algo en la cabeza es capaz de repetirlo 700.000 veces en un sólo día, hasta el punto de que empecé a soñar yo también con las dichosas moneditas, acordándome de mi infancia... y tantas vueltas le di que se me ocurrió que podría hacer las monedas de chocolate yo misma en casa, siendo éste el resultado:

como hacer monedas de chocolate en casa
El tesoro del pirata. Todo monedas de plata.

Supongo que os preguntáreis por qué me puse a hacerlas cuando las venden por todas partes, y además las de las tiendas son mucho más bonitas.

Cómo hacer crema antiestrías de karité: ¡fácil!

Durante mi primer embarazo una de las cosas que más me preocupaba eran las estrías. No es que sea particularmente vanidosa, pero la historia familiar no era demasiado prometedora (mi madre las tiene, y a mí ya me salieron unas cuantas en la adolescencia sin motivo aparente). Por eso mismo me dije que, tratándose de un caso extremo, haría una excepción y si era preciso compraría cualquier crema, de la farmacia, industrial, transgénica, ¡me daba absolutamente igual! ¡Sólo por favor por favor POR FAVOR que no me salieran estrías! Y me puse a buscar, y a preguntar, y a investigar... y resulta que la mitad de gente que usaba cremas carísimas y de marca acababa con estrías. Y al final encontré una rutina sencillísima (y barata) que parece ser le ha funcionado a mucha gente. En mi caso fue un éxito (aunque está por ver si la próxima vez volveré a tener tanta suerte). Lo mejor de todo es que se trata de una crema antiestrías totalmente natural, fácil de hacer en casa en cinco minutos, y la base son tan sólo dos ingredientes relativamente sencillos de obtener.



La rutina que yo seguí era la siguiente: aceite casero antiestrías tras la ducha (receta a la próxima) y una o dos veces al día mi crema casera de karité. La piel debe estar siempre un poquito pringosa, nunca seca del todo; las cremas comerciales no tienen este pequeño inconveniente, pero a mí no me molesta, más aún vista la (in)eficacia de éstas últimas. Yo creo que más vale prevenir que curar (las estrías una vez aparecen sólo se pueden eliminar con láser, y no siempre). Para evitar manchar alguna prenda delicada conviene usar camisetas interiores debajo de la ropa.

¿Por qué comprar cítricos ecológicos?

Probablemente habréis notado que siempre que uso en alguna receta ralladura de limón o piel de naranja hago hincapié en que los cítricos deben ser siempre de cultivo ecológico, sobre todo si vamos a usar la piel. Pero, ¿por qué? ¿Es un capricho mío, o existe alguna razón de peso para ello? Veamos...



La próxima vez que vayas al supermercado puedes detenerte delante de las mallas de naranjas (o limones) y tomarte dos minutos para echar un vistazo a las etiquetas. A lo mejor te encuentras con una parecida a ésta:

Receta de sopa de patatas extremeña

Hace muchos años, cuando aún era una estudiante incapaz de darle la vuelta a una tortilla, una amiga me regaló un precioso recetario de cocina española. Más tarde, cuando conocí al Arándano, me independicé y me puse a cocinar por mi cuenta, descubrí que aquellas fantásticas recetas de las fotos no iban a servirme de mucho, porque prácticamente ninguna era vegetariana. Antes de jubilar aquel libraco por completo hice una criba y, por desgracia, muy pocas se salvaron. Sin embargo, entre las elegidas quedó esta sencilla sopa de patatas, que en tantas ocasiones me ha sacado de un apuro:


Podría decirse que la sopa de patatas es una joya de la gastronomía española vegana, y cuenta con las ventajas de ser facilísima de hacer, con pocos ingredientes que una siempre tiene por casa y además es de lo más asequible que hay. Es una cena ideal de entre semana, para esas noches de invierno en que lo que más apetece es quedarse en casa y esconderse debajo de la manta del sofá. Pese a su humildad destaca por el inconfundible aroma del Pimentón de la Vera, uno de los productos típicos de Extremadura que más me gusta y que siempre tengo a mano en la cocina.

Piruletas de agar sin azúcar

Hace tiempo os contaba mis problemas con los amigos de Arandanita y la comida poco sana. Lo que he notado con el paso del tiempo es que cada vez es más difícil evitar que entren golosinas en casa (lo sé, lo sé, qué sorpresa...). Es increíble la cantidad de gente que se las ofrece con la mejor voluntad del mundo (me pasa con las cajeras del supermercado, con monitoras infantiles, ¡e incluso en el banco!).  Por si fuera poco, un día viendo sus dibujos animados preferidos se pasaron medio capítulo haciendo alabanzas de las piruletas. Oh, no. Parece mentira, pero cualquier cosa que salga en unos dibujos animados se vuelve de pronto fantástica (una se pregunta por qué no hacen dibujos donde se lo pasen bomba tocando el piano y leyendo a Tolstoi). Resultado:

- Mamá, ¿qué es una piruleta?
- Mamá, yo quiero una piruleta.
- ¿Hay piruletas de limón? ¿Y de fresa? Yo quiero una piruleta rosa.
- Mamá, ¿podemos comprar una piruleta?
- (Y así hasta el infinito).

¡Noooo! Odio el azúcar. Odio las golosinas baratas y llenas de colorantes. Pero comprendo que negar una piruleta a un niño que está rodeado de ellas es muy MUY mala idea y una receta segura para que los caramelos se conviertan en ese oscuro objeto de deseo. Así que, aprovechando que Arandanita es todavía una renacuaja, decidí darle el cambiazo con piruletas caseras, sin nada de azúcar y totalmente naturales, hechas mayoritariamente con fruta triturada. Y el resultado fue éste:

receta de piruletas sin azucar
Piruleta parece, azúcar no es.

¿Lo mejor de todo? Que me ayudó a hacerlas, porque es tremendamente fácil, y con ello se volvieron todavía más atractivas. ¿Lo peor? Tampoco es que sea una gran desventaja, pero sí, son diferentes de las piruletas normales. Dado que están hechas con agar agar, que es gelatina vegetal, su textura es más parecida a la de una gominola. Por el momento no he encontrado la manera de hacer piruletas de consistencia dura sin usar azúcar o algún otro edulcorante.

Ecología y compras online

Tengo una confesión que haceros: compro muchísimas cosas por internet. Lo cual, para alguien que intenta seguir un estilo de vida más o menos ecológico, es una contradicción, supongo. Al menos hasta cierto punto, ya que sería mucho más sencillo, barato y sostenible poder evitarme envíos, paquetes y transporte, y así reducir mi huella de carbono, ¿no? En principio sí, pero la respuesta no es tan sencilla como parece a simple vista...

Supongo que mi principal problema es que el barrio donde vivo cuenta con poco más que un supermercado diminuto, una frutería donde las manzanas tienen inquilinos y una tienda de ropa anclada en 1996. Por mucho que apoye el comprar ropa nacional o de segunda mano es imposible hacerlo en varios kilómetros a la redonda, y conseguir productos medianamente exóticos (digamos, leche de avena) supone un viaje en coche hasta algún centro comercial.



Generalmente la mayor parte de la comida intentamos comprarla los sábados en el mercado, si puede ser directamente de los agricultores, y si no en comercios de alimentación ecológica

Pastel de ciruelas y cerezas con harina de espelta

He aquí un pastel de frutas que no he parado de hacer desde que lo descubrí, porque es fácil y resultón, y le gusta absolutamente a todo el mundo. Además queda tan bonito como los de las películas (recuerdo que de pequeña solía ver pasteles así en la tele, pero jamás probé ni vi ninguno en la España ochentera en la que crecí). Lo que más me gusta es que no queda demasiado dulce (aunque eso, claro está, se puede cambiar si a uno le parece conveniente), y que se puede usar cualquier harina, yo siempre la pongo integral pero uso la que tengo por casa (normalmente espelta, kamut o harina de trigo integral).

pastel facil de ciruela cereza o melocoton
La receta que yo hago no es vegana, porque usa mantequilla normal, pero se puede veganizar perfectamente. Para ello yo recomendaría usar manteca de cacao, aunque cualquier mantequilla vegetal puede servir. Personalmente no soy fan de la margarina, pero es también una opción válida para quien la consuma.

PASTEL FÁCIL Y BUENÍSIMO DE CIRUELAS Y CEREZAS
(que te hará parecer una gran repostera aunque seas peor que Susan Delfino de Mujeres Desesperadas)

Hoy probamos: pañales Cats Baby

Como os contaba hace tiempo soy gran partidaria de los pañales de tela. Y es que no puedo evitarlo, esos culitos de bebé de colorines me hacen saltar de alegría (¡y seguro que al medio ambiente también!). Por eso me hizo muy feliz poder probar uno de los nuevos pañales lavables de la marca Cats Baby y me gustaría contaros mi experiencia con ellos.

opinion pañales tela
Por supuesto, tenía que ser morado, el color arándano por excelencia.



Se trata de pañales rellenables y la empresa que los comercializa afirma que son de calidad superior a la de sus competidores. Decidí comprobarlo por mí misma y para ello lo comparé con uno parecido que tenía por casa, de marca desconocida pero muy similar a primera vista:

Mi experiencia tras un año y medio sin usar champú

Un año y medio, y parece mentira cómo pasa el tiempo. Dieciocho meses desde que dejé de comprar champú y me pasé al bando del "no poo" (como lo llaman más allá de nuestras fronteras). Hasta entonces había estado usando champús ecológicos con ingredientes naturales, pero decidí hacer el experimento de todos modos (¿para qué comprar un producto -bastante caro por cierto- si puedo vivir perfectamente sin él?).


Todo aquello os lo expliqué en un post anterior titulado "Lavarse el pelo sin champú" y hoy he vuelto para escribir el epílogo.

La caja QuéBox sin gluten y sin lactosa

Hace un par de semanas me trajo un mensajero una cajita QuéBox, concretamente la del mes de julio. Para quien no la conozca, se trata de una caja sorpresa con productos sin gluten y sin lactosa, creada por www.quepuedocomer.es, un portal para alérgicos, celíacos y gente con otras intolerancias alimentarias. En su página tienen además un buscador muy útil y una aplicación móvil que sirven para encontrar alimentos que son alérgenos comunes (por ejemplo huevo, cacahuete, leche...). El buscador también permite seleccionar sólo productos veganos.

La caja venía muy bien empaquetada, y al abrirla parecía que acabaran de llegar a casa los Reyes Magos.

La mía llevaba unos quince o dieciséis productos, casi todos de tamaño normal (no eran muestras), todos sin gluten y sin lactosa, entre ellos algunos ecológicos y al menos uno halal. Incluía además una tabla detallada de cada producto, indicando si contenía huevo, leche, sésamo, etc. 

Razones para comprar ropa infantil de segunda mano

Se avecina la temporada otoñal, así que hace unos días estuve mirando qué cosas se le han quedado pequeñas a Arandanita y se irán al altillo a esperar tiempos mejores y qué cosas podremos reciclar para el año que viene. Y visto que había que completar la colección de ropa infantil "vuelta al cole", aprovechamos una excursión al mercadillo (¡sí, sí, el mercadillo callejero!) para dar con un par de prendas infantiles buenas, bonitas, baratas... y usadas. 

Modelito número 1: ni es rosa ni lleva princesas. ¡Bien!

Algunos se preguntarán por qué lo hago, por qué comprar ropa de segunda mano cuando hay tantas marcas que ofrecen ropa nueva a precios tirados. Las razones principales son tres: 

Ingredientes para un picnic perfecto (y receta de gazpacho de melón)

Tenemos la gran suerte de tener relativamente cerca un lugar ideal para ir de picnic. Se puede ir en bicicleta y meter toda la comida en una mochila (o dos), y con muy pocos preparativos y presupuesto cero una tarde de diario se convierte en un trocito de vacaciones:

El gazpacho de melón es ideal para aprovechar un melón sin sabor
Este fue un picnic totalmente improvisado en plan oye prepara algo rápido y dentro de una hora quedamos en ese sitio chulo de los picnics. Tenía un melón que sabía totalmente a pepino. Mi padre siempre bromeaba diciendo que esos melones serían ideales para echar en la ensalada, así que ni corta ni perezosa yo decidí echarlo en el gazpacho. Y no quedó nada mal, pero eso sí: hay que usar un melón muy, muy malo. Que no esté nada dulce. 

Regalos para bebés con encanto

Compañeras treintañeras, yo no sé por qué dirán que tenemos baja natalidad en este país, porque últimamente allá donde miro salen tres embarazadas y siete bebés. Supongo que tendrá algo que ver con la edad. Entre tanto detallito de recién nacido, cumpleaños y demás fiestas de guardar a una se le va el presupuesto en regalitos para pitufos. Por eso he decidido compartir algunas ideas para regalar a los pequeñines que seguro que encantarán al agasajado y a sus papás.


A la hora de comprar un regalo siempre queremos que sea único, lo cual es difícil de conseguir si lo buscamos en una gran superficie. 

Disfrutando del verano

¿Dónde estarán los Arándanos?
Dicen que los han visto
en un lugar de aguas azul turquesa,


debajo de una cascada,

Crepes de arroz y mijo (receta sin gluten)

¡Espero que estéis disfrutando del verano tanto como la familia Arándana! Por aquí hace mucho calor, las autopistas se derriten y el aire acondicionado brilla por su ausencia (pero con lo ecológicos que somos, ¿qué esperabáis?). Pero no todo son pegas... los arándanos (los de verdad) proliferan, al igual que las frambuesas, los melocotones y las ciruelas. ¡Por fin! ¡Fruta madura! Y qué mejor para disfrutarlos como debe ser que un desayuno con crepes. Esta vez seguimos en la línea experimental de crear dulces sin gluten, pero también sin gomas ni ingredientes raros que me dan miedo. A mí esta receta me ha gustado mucho, tienen el mismo sabor y una textura muy parecida a la de un crepe normal: se trata de unos sencillos crepes de arroz y mijo que seguro que van a alegrar vuestros desayunos veraniegos:

crepes sin gluten de arroz
Sabes que quieres uno.


Tengo que advertir, eso sí, que en esta ocasión mi receta es vegetariana pero no vegana. De momento no he conseguido hacer crepes que queden bien usando harina sin gluten y nada de huevo. El gluten funciona un poco como "cemento" y da elasticidad a la masa. Las harinas que no lo contienen se desmigan mucho y los crepes quedan demasiado tiesos, mientras que el huevo ayuda a mantener la masa ligada. Posiblemente pueda hacerse con un sustituto del huevo tipo no-egg, pero yo no lo tenía por casa. ¡Es cuestión de experimentar! De todos modos nuestros huevos proceden de una granjera conocida cuyas gallinas tienen hasta nombre y corretean por el campo, no de jaulas industriales.

Magdalenas de arroz y avena sin azúcar añadido

El otro día me encontré dos plátanos descendientes de Tutankamón en el frutero. Primero pensé en llamar a la British Archaeological Association, pero como no me cogían el teléfono al final hice estas magdalenas. Aparentemente son magdalenas más o menos normales, ¿no? Pero en realidad están llenas de ingredientes secretos. Como la vida por sí misma no es lo bastante compleja decidí hacer como en el circo: "¡más difícil todavía!". Magdalenas veganas, sin azúcar... ¡y sin gluten! 

Magdalenas veganas, sin gluten... y con una flor de cebollino (no worries, no llevan cebollino. Es que están ahora mismo en flor y no pude resistirme).

Las mías llevaban harina de avena y arroz. La avena contiene gluten y no es apta para celíacos, aunque sí para las personas que deseen reducir su consumo de trigo. Si queremos hacer esta receta apta para celíacos se puede sustituir la avena por cualquier otra harina sin gluten (por ejemplo mijo, garbanzos, o harina de coco que está ahora tan de moda. Y tan buena. Y que dicen que tiene como diez mil calorías por gramo. Pero a quién le importa eso, digo yo...).

La moda del "armario cápsula"

Quien no haya sacado aún la ropa de primavera - verano que levante la mano. ¡Muy bien! Aún estáis a tiempo. Yo me puse manos a la obra este fin de semana, aunque esta vez con un plan. Hasta ahora lo único que solía hacer era quitar lo de invierno y cambiarlo por lo de verano. Y c'est fini. Pero este año he decidido sumarme a la moda del armario minimalista o armario cápsula. Con un par de reglas nuevas para hacerlo más divertido.

armario minimalista
 Yo no sé si la moda de los capsule wardrobes se ha extendido ya por nuestro país o no. Al menos no conozco a nadie que lo practique. Como hace ya mucho tiempo desde que tuve mi último momento Isasa - fashion blogger, he decidido volver a deleitaros con mi gran capacidad para comentar potingues y modelitos (dejemos de lado que la moda no me importa un pimiento). Resulta que esta moda capsulera me ha caído bien, cosa rara en mí.

La idea principal del guardarropa minimalista es:

Ideas ecológicas para el Día de la Tierra

Puede que alguno se acuerde todavía de la fiesta de enlaces que celebramos el año pasado con motivo del Día de la Tierra. ¡Fue una experiencia muy bonita y motivadora! Este año debíais de pensar que se me había olvidado la fecha... ¡pues claro que no! Esta vez he decidido hacer un homenaje a mis queridas amigas blogueras que día a día se dejan la manicura al pie del teclado para hacer de este mundo un lugar mejor.* ¡Hay tantas cosas que podemos hacer... tantas ideas geniales y tanta gente buena por el mundo! He aquí unos cuantos ejemplos que me encantaron. Gracias a todas** por estar ahí, por vuestra imaginación y vuestra constancia y sobre todo... por contribuir a que la primavera regrese cada año.


Fotografía cortesía de AcrylicArtist, titulada Killdeer in flight y descargada de Morguefile (thanks!)


CÓMO CONOCÍ A MI BASURA***

Es posible que, de entre todos los post que he leído este año, el que más me impactara fuera el de Remorada. Esta bloguera pesó y clasificó TODA su basura durante doce meses. Si os interesa podéis leer los resultados de su experimento aquí. A mí me pareció fascinante. Pero a lo mejor es que estoy un poco majareta.


Cocinita de juguete DIY

Este es un proyecto que lleva casi seis meses en construcción y hace dos días -¡por fin!- pude decir que estaba terminado. Se trata de una cocinita de juguete hecha a partir de un armario viejo reciclado (o una mesita de noche, la verdad es que no sé muy bien que fue en su vida anterior). Por ahora os dejo con el ANTES y el DESPUÉS. El próximo día os cuento el proceso:

hacer cocinita de juguete con mesita de noche
Y ahora tengo que dejaros que se quema mi bizcocho imaginario...

De internet, bichos malos y navegantes intrépidos

Ya os conté lo feliz que estuve este verano viviendo sin internet. Os conté también que de los pocos vicios que tengo, uno es el de la red... yo ya no sé vivir sin ella. Sin embargo, no es un vicio sin riesgos: buen ejemplo de ello es una amiga mía a quien le llegó hace poco el extracto de la tarjeta de crédito y casi le da algo: algún desvergonzado se había gastado 600€ en juegos de azar a su nombre.

Por suerte ni mi amiga ni yo somos ningunas niñas, a diferencia de muchos jóvenes navegantes intrépidos de hoy. Antes había que saber escribir para usar un ordenador (con el teclado). O por lo menos saber usar el ratón, lo cual tampoco es sencillo para un niño de menos de tres años. Hoy parece que con las pantallas táctiles hasta los bebes de meses pueden usar dispositivos electrónicos. A veces miro a los niños de mi entorno y me dan un poco de pena. Me gustaría volver a los tiempos de Barrio Sésamo, de saltar a la cuerda en la calle y buscar información en las bibliotecas. Pero supongo que es absurdo darse cabezazos contra la pared cuando el mundo digital es hoy día la realidad de nuestros hijos.

¡Cuidado, niños navegando! (Fotografía: "Helenka", derechos de autor: FidlerJan, fuente: Morguefile)

Aparte de los peligros que puede conllevar la red para los niños, lo que más me molestan son esos enanos tan enganchados a su videojuego en las reuniones familiares que ni me saludan. Cuando digo videojuego digo móvil, tablet, Candynosequé, Granjanosecuantos, para mí es todo lo mismo si tienen la cabeza metida dentro y no miran más allá del marco de la pantalla.

Por eso a menudo me pregunto qué opciones tenemos los padres en este mar revuelto y lleno de bichos malos, si sería mejor mudarse al desierto lejos de todas las antenas y cables o aceptar la realidad de una vez por todas.

Receta de tarta de zanahoria

Esta es una tarta muy sencilla de hacer y queda muy jugosa. Hay quien considera raro el usar zanahoria en un postre, porque es una verdura. Para quien piense así, en este link se ve muy bien que dos o tres zanahorias equivalen a un terrón de azúcar. ¿Os he convencido? Está bien, encended el horno y sacad el molde que allá vamos con una tarta de zanahoria muy, muy fácil:


Si os atrevéis a hacerla podréis comprobar que al día siguiente está incluso más buena.

Turismo ecológico: opciones para ir de vacaciones

Las próximas vacaciones de Pascua están a la vuelta de la esquina. ¿Ya has pensado qué vas a hacer este año? Antes de reservar tu viaje conviene recordar que el turismo descontrolado, por desgracia, puede contribuir a la destrucción de los parajes naturales. Un buen ejemplo es el caso del litoral español, donde las dunas, la biodiversidad y la calidad de las playas se han visto gravemente afectadas por el turismo en masa.  A lo mejor este año podríamos buscar opciones de ocio más sostenibles. ¿Vienes conmigo?

EL DESTINO: ¿A dónde voy?

Los canales de Venecia esconden algo más que algas en el fondo...
A la hora de elegir un destino, cuanto más cerca, más ecológico. Según esta lógica, lo más sostenible es coger vacaciones y quedarse en casa. Supongo que para muchos esto no es una opción, pero nosotros lo hemos probado y, sorprendentemente, cuando lo haces adrede es muy divertido y relajante, además de baratísimo. Si te quedas en casa no cuesta tanto gastar un poquito más en alguna entrada o en un restaurante, porque el Hotel Mi Casa es de lo más económico.

Receta de brownie "sano"

Hace poco celebramos el cumpleaños del señor Arándano. Tuve que preparar una fiesta en menos de cuatro horas y así fue como terminó soplando las velas de una fantástica tarta... ¡rosa! ¿Quién dijo que un señor serio no puede tener banderines rosados y brownies? ¡Sobre todo si la tarta es tan sana como ésta!

Por motivos de decoro he tenido que tapar la edad del señor Arándano. Como decía mi tataratatarabuela, la edad de una señora (o en este caso señor) es conversación de cocheros.

Creo que la última vez que probé un brownie fue en un Burger King, hará como quince años. Sí, habéis leído bien. Y además me encantaba. ¡Es el pasado oscuro de la Arándana! Como diría San Juan: ¡quien esté libre de pecado que tire la primera piedra!

10 Ideas sencillas y originales para ser más solidario

A todos nos gustaría ser un poquito más solidarios, pero a menudo es difícil encontrar una manera concreta de conseguirlo. Por eso hoy traigo diez ideas para ayudar al prójimo con poco esfuerzo que te harán sentirte mucho mejor. Algunas son tremendamente sencillas y sólo requieren un poco de tiempo libre, mientras que otras consisten en pequeñas donaciones para apoyar una buena causa:

¿Te gustaría sentirte mejor contigo mismo y ser un poquito más solidario? A lo mejor alguna de estas 10 propuestas te puede servir (crédito de las imágenes: morguefile).

1. OFRÉCETE PARA CUIDAR A UN NIÑO O UN ABUELITO: seguro que conoces a alguien que vive con una persona mayor enferma y a quien le vendría bien un respiro. Puedes ofrecerte para sustituir a tu conocido por unas horas y tomar un café con su abuelita mientras él sale a despejarse o llevar a sus niños al parque mientras la mamá se da un baño con velitas... ella sola.

Dinosaurio de tela + patrón

Hoy me gustaría presentaros a Edwina. Edwina es un dinosaurio que hice yo misma hace poco con unos cuantos retales de tela y que se ha convertido en un miembro más de la familia Arándana:



Es más fácil de hacer de lo que parece, y el patrón me salió gratis (¡sólo tuve que modificarlo un poco!).

Hacer un coche con una caja de cartón

No sé si a los demás también os pasa, pero yo en cuanto veo una caja de cartón grande y bonita empiezo a pensar en todo lo que podría hacer con ella (aparte de meter trastos dentro). Por eso cuando llegó hasta mí esta belleza de cartón blanco fui corriendo a preguntarle a la Arandanita qué le gustaría más tener: un coche de juguete o una cocinita. Y ella, mirándome como si fuera obvio, no dudó un instante en contestar: "¡Un coche!". Así que allá fui yo, manos a la obra, armada con mis tijeras, pegamento y témperas.

hacer coche con una caja de carton
Puestos a elegir decidí que fuera un Mercedes, ya que me costaba lo mismo y además el logotipo me recuerda al símbolo de la paz.


Esta es la caja antes de empezar la transformación.