Las fresas de Madame Tallien

La fresa es la primera fruta de la primavera, mi estación preferida, y por ello le tengo un cariño especial. Sólo con mirarlas es como si toda la niebla y la lluvia del mundo se esfumaran, por mucho que a veces tarde en llegar el buen tiempo a Arandanolandia. Por si alguien no lo ha notado, estoy de vacaciones y ligeramente desaparecida, pero he estrujado un ratito para poder contaros una historia de fresas y mujeres demasiado liberales a ojos de sus coetáneos.



Quería escribir un post sobre las propiedades de las fresas, pero durante mi investigación me encontré con la biografía de una interesante mujer que las usaba de un modo un tanto peculiar y no pude resistirme a contaros un par de cosas sobre ella. Hoy os traigo una entrada algo atípica, pero no por ello menos interesante. (Aparte de ser eco-friki la Arándana tiene la particularidad de ser un poco feminista).

Esta polémica señora, nacida con el nombre Teresa de Cabarrús y Galabert en Madrid hace casi doscientos cincuenta años, al parecer se bañaba en zumo de fresas por sus propiedades curativas y embellecedoras. La casaron con un caradura a los catorce años, que más tarde la engañó, le robó todo lo que tenía y la dejó tirada en París con un hijo pequeño. Por ser de familia noble fue encarcelada durante la Revolución Francesa y se salvó por los pelos de la guillotina encandilando a un revolucionario llamado Jean Lambert Tallien, con lo cual pasó a ser conocida como Madame Tallien. Aprovechando la posición de su nuevo amante salvó a muchos de la muerte en la guillotina, pero la pescaron y acabó de nuevo en la cárcel. Allí fue donde conoció a su gran amiga Josefina, futura esposa de Napoleón. Se dice que Bonaparte odiaba a Tallien hasta el punto de desterrarla de la corte imperial, por la mala influencia que tenía esta alocada sobre su esposa Josefina. Por desgracia para él se cuenta que su dócil consorte huía de vez en cuando para irse de fiesta con su amiga.

Esta es la señora que se bañaba en zumo de fresas. Fuente:Térésa Cabarrus, Descendance de Jean de Fourcade, Thérésa Tallien, anonyme école française.
Al parecer esta mujer fue inmensamente famosa en su tiempo por su fuerte carácter, opiniones y aspecto innovador (por poner un ejemplo, durante un tiempo llevó el pelo muy corto por voluntad propia, y estamos hablando del siglo XIX). Hermosa, impulsiva y testaruda, fue copiada y admirada, al tiempo que criticada hasta el infinito como toda celebridad que se precie. Vivió una vida plena, a diferencia de la mayoría de hombres y mujeres de su época (y ya puestos, de la nuestra).

Imagen: doña Teresa Tallien con el pelo corto allá por el mil ochocientos y pico.
Es posible que a partir de ahora, igual que yo, cada vez que comáis fresas os acordéis de ella.


Por cierto, a menudo me he preguntado si vale la pena o no comprar fresas de cultivo ecológico. Aparte de ser menos dañinas para el medio ambiente y contener menos pesticidas parece que algunos estudios han demostrado que las fresas ecológicas duran más y tienen más vitamina C, aunque sean en general más pequeñas y menos bonitas. Fuente aquí.

Este post participa en el reto Facilísimo de mayo cuyo tema es "Rojo": rojo por el color de las fresas y sobre todo por la abigarrada vida de Mme. Tallien. En el enlace es posible ver el trabajo del resto de compañeros, así que no dudéis en visitarles.

Además este post participa en el Macro del Día de Nika Vintage.

Y si queréis ver una bonita colección de recetas veganas con fresas pasáos por aquí, donde he hecho una interesante recopilación de opciones veganas, algunas de ellas muy originales. Ese es en realidad mi verdadero post sobre fresas, ya que éste al final se convirtió en un homenaje a una mujer histórica. Espero que os haya gustado esta pequeña excepción en la temática habitual del blog, pero creo que esta interesante señora se merecía una mención, ¿no os parece?

47 comentarios:

  1. Pues a mi me ha gustado mucho el post, y la historia que nos has contado sobre esta señora. Todos los días se aprende algo nuevo, me ha caído super simpática :) Sobre las fresas, en Sevilla a veces las compraba ecológicas, y te puedo decir que no hay nada más rico en este mundo! La diferencia de sabor con las normales es tremenda, están super dulces, super ricas. Lo malo es el precio, claro, y ahora en Madrid las compro "normales". Lo bueno es que he empezado con un pequeño maceto huerto en la terraza, y cuando pueda plantaré fresas, a ver si consigo que den fruto! Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasó igual, me cayó la mar de bien... y lo de las fresas es cierto, a veces son muy caras, en ese caso intento que sean al menos de por aquí cerca.

      Eliminar
  2. Me ha encantado el post. Te dije que soy licenciada en Historia? Pues sí. Además hice algunas asignaturas de Hª de género jejejeje. Vamos, que te doy un 10.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh la la! Sí, creo que lo leí en tu blog! Qué honor tener una historiadora revisando mi post (y qué miedo...). Gracias por el 10 aunque creo que has sido demasiado generosa!!!

      Eliminar
  3. Muy chulo el post, me ha encantado. A mí siempre se me olvida la historia, pero creo que cada vez que coma fresas saludaré mentalmente a esta adelantada a su tiempo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también se me olvida, menos las anécdotas así...

      Eliminar
  4. Anda qué curiosa la historia! No la conocía, me encanta leer este tipo de cosas, gracias por la información! jejeje

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado la historia, es un post de los que me gustan mucho leer.
    Por ello, tienes un premio en mi blog ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado el post, muy interesante, gracias!!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias por acercarnos una historia tan interesante, Eva :-) Comparto tu amor por la primavera y las fresas, qué ricas!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Que interesante, te ha quedado genial y la verdad muy interesante.

    ResponderEliminar
  9. a dónde se fue mi comentario??? U_U

    decía que mi hermana usa el gel de baño de fresas de the body shop, casi una madame tallien modelna :P yo soy una sosa del té verde... pero tengo cara de fresa, eso cuenta para algo? x)

    ResponderEliminar
  10. Tanta información interesante, y lo que se me ha quedado a mi es lo bien que se ven las semillas de las fresas en tus fotos. Debes usar una cámara muy buena! Eso con el móvil no se puede conseguir, al menos con el mio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda qué va, si es una compacta... eso sí un pelín mejor que la que tenía antes, es una Canon Powershot no-me-preguntes-qué-modelo :)

      Eliminar
  11. Que curioso. Me ha encantado leer tu post!!!

    ResponderEliminar
  12. Como ya te han dicho, muy pero que muy interesante.. me ha encantado!

    ResponderEliminar
  13. A mi que me encantan las fresas..! Besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué post más interesante! y me ha encantado la forma en que lo cuentas, deberías dedicarte a esto ;-). Y el cuadro de doña Teresa Tallien con el pelo corto no puede estar mejor. Seguro que fue una mujer muy interesante, no me extraña que Napoleón no pudiera ni verla, ja, ja. Si te interesa puedo mandarte una mascarilla de fresa que he descubierto en un libro que me compré hace poco, es como una especie de peeling (creo que se llama así, ;-)). Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta cuando contáis cosas tan curiosas como estas

    ResponderEliminar
  16. Fresas, feminismo e historia.... ¡Como para no gustarnos!

    Ya decía yo que estabas muy perdida... Disfruta pequeña, tú que puedes.

    Muacks.

    ResponderEliminar
  17. Pues si, cuando coma fresas me acordaré de ella :) Besotes!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
  18. MMMM fresaaaas! que delicia!!

    besos flor!

    ResponderEliminar
  19. ahora mismo tengo un buen puñado de fresas en mi casa, son del huerto de mis suegros, no tienen la bonita pinta de tu foto, pero me apuesto lo que quieras a que estan mas buenas...jajaja..y claro que me he dado cuenta de que no estabas... besicoss

    ResponderEliminar
  20. Qué historia más original, más de una nos podemos sentir identificadas con la historia de Madame
    Tallien, también a veces nos sentimos diferentes e incomprendidas (solo en el tema alimentación, eh?), mientras tanto seguiremos comiendo fresas que son deliciosas. Un beso y felicidades por esta historia.

    ResponderEliminar
  21. Que curioso!! No sabía nada de esta señora, pero ahora seguro que me acuerdo de ella cada vez que coma fresas.
    Un gran post

    ResponderEliminar
  22. Hola me ha encantado este mega post!
    Super interesante, creo fielmente en las
    propiedades de las frutas y de sus nutrientes
    tanto si las comemos como si nos las aplicamos en la
    piel
    besitos

    ResponderEliminar
  23. ¡OLE OLE TERESA DE CABARRÚS! Me ha encantado el post, mucho y conocer a esta señora tan innovadora.

    Un 10.

    ResponderEliminar
  24. Woww qué interesante la vida de Tere!jajaja
    Genial tu entrada !! Las fresas y las granadas son las frutas que mejor y más nos ayudan a nosotras :)

    ResponderEliminar
  25. Qué interesante 3 arándanos!!! seguro que sí, que me acordaré de ella al comer fresas :)

    ResponderEliminar
  26. Muy interesante, no conocía a esta señora tan moderna y me ha encantado

    ResponderEliminar
  27. Que interesante el post!! No conocía a esta mujer pero estoy encantada de conocerla. Olé por ella. Un besazo y disfruta mucho de estos días!!

    ResponderEliminar
  28. Que historia, nunca había oído hablar de ella. Muy interesante

    ResponderEliminar
  29. Me encanta leer estas historias, sobre todo de mujeres tan valientes y con dos coj***

    A mi me gustan mucho las fresas que me encuentro cuando voy paseando por el monte, están deliciosas, pequeñitas y gustosas!!!

    Gracias por este pedazo de post!!

    ResponderEliminar
  30. Me ha encantado la historia! Una forma muy original e interesante de presentar unas fresas

    ResponderEliminar
  31. Me ha encantado y aprender un poco de historia no nos viene nada mal...Y me acordaré de ella cuando coma fresas

    ResponderEliminar
  32. Muy interesante tu post. Me quedo por aquí. Patricia, de lacajadelasrecetas.blogspot.com.

    ResponderEliminar
  33. Me ha gustado mucho tu post! Una buena historia bien contada. Enhorabuena!
    Me quedo en tu blog. Un saludo!

    ResponderEliminar
  34. Qué historia más interesante la de Madamme Tallien, gracias por enseñárnosla!
    disfruta de tus vacaciones!
    un abrazo

    LuciLá

    ResponderEliminar
  35. Conocía parte de la fascinante vida de esta mujer. Lo que desconocía por completo es lo que nos comentas sobre las fresas. Me ha encantado el artículo. Besos.

    ResponderEliminar
  36. Como me de a mí por bañarme en fresas me echan de casa, pero hay que decir que su vida fue muy interesante. Bonitas macros.
    xoxo
    TCV

    ResponderEliminar
  37. Y por eso las mujeres de Huelva somos tan guapas jejejeje que interesante historia

    ResponderEliminar
  38. a mi también me ha gustado muchísimo el post, así ya hoy fijo vamos a la camita sabiendo algo nuevo, que nunca está de más!

    yo adoro las fresas pero no puedo comerlas mucho porque me dan alergia, por desgracia...

    Teresa Quiroga Blog

    ResponderEliminar
  39. Pues la verdad es que no conocía a esta mujer y me ha parecido fascinante conocer su historia, era una mujer realmente innovadora.

    Besazos.

    ResponderEliminar
  40. El año pasado le regalaron a mi hija por su cumpleaños unas plantas de fresas (una plancheta de las de los que siembran para vender a agricultores, así que no se calcular pero eran bastantes) y como se reproducen sacando unas tiras que se pueden poner en tierra como las típicas cintas, esas plantas que hemos visto mil veces en casas y patios, las hemos ido poniendo en botecitos de yogurt o similar y después transplantado, con lo que este año hay como 200 plantitas en la huerta. No os imaginais lo buenas que están sin cámaras, pesticidas, ... Ayer las puse de postre y mi cuñada me preguntó que qué les había echado; sólo las maceré un rato en azúcar, el secreto son las fresas ...

    ResponderEliminar
  41. Me ha encantado saber todo eso! Un lujo que nos lo cuentes! bss

    ResponderEliminar

Deja un comentario y cuéntanos tu opinión, tus experiencias... ¡nos interesa saber lo que piensas!