Hoy compartimos... un té de hipérico

Si alguna vez vais de paseo por la Sierra de Mariola es posible que veáis unas florecitas pequeñas y amarillas conocidas comúnmente como hipérico o "hierba de San Juan". Quien tenga talento para reconocer plantas y flores del campo podrá secarlas y hacer una infusión con ellas, ya que tienen numerosas propiedades. A mí me regalaron un tarro lleno, lo cual me sirvió de excusa para investigar las bondades de esta planta (hypericum perforatum), que crece prácticamente en todos los continentes del mundo.

infusion de hiperico
Infusión de hipérico




Cómo hacer una infusión de hipérico:

La parte de la planta que se usa para hacer infusiones son las flores. Se utiliza una cucharadita de flores secas para hacer una taza.

Flores de hipérico (Imagen propiedad de André Karwath aka Aka (Own work) [CC-BY-SA-2.5 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5)], via Wikimedia Commons)
Echamos las flores en agua hirviendo y lo dejamos reposar durante 5 o 10 minutos; después lo colamos.

Estos filtros de té individuales son muy útiles si cada uno quiere una infusión distinta.

Propiedades de la infusión de hipérico:

Al hipérico se le atribuyen numerosas propiedades curativas, entre ellas es supuestamente muy útil para el tratamiento de la depresión leve y para combatir el agotamiento mental / psicológico (por ejemplo durante un largo periodo de exámenes, etc). ¡Mucho más sano que tomarse un café si estamos agotados tras una larga semana de estrés!


Precauciones y contraindicaciones:

Como todas las plantas medicinales, el hipérico puede tener efectos secundarios si se usa en exceso o en combinación con otros medicamentos. Conviene no tomar más de un par de tazas a la semana (a no ser que os lo recete el médico o farmacéutico, en ese caso es posible tomar hasta dos tazas al día), y como siempre en caso de duda hay que consultar con un experto.


En general se desaconseja esta infusión a embarazadas, madres lactantes y gente que toma medicación para enfermedades crónicas, antidepresivos, píldoras anticonceptivas o para enfermos del corazón. Nota: no soy médico así que lo que aquí escribo está basado en mi experiencia o en información que he encontrado en distintas fuentes.



¿Habéis probado alguna vez la infusión de hipérico? ¿Soléis recolectar hierbas aromáticas en vuestras excursiones por el campo? Contadme...



Y si queréis ver más artículos relacionados no dudéis en pasaros por el blog de "Hoy compartimos", que este mes tiene como tema principal el té.


¿Vais a participar en los #BlogsVerdes?


32 comentarios:

  1. Pues mira que vivo en el monte, y el hipérico lo veo prácticamente a cada paso cuando voy al campo. Nunca lo había probado en infusión, aunque sabía que el aceite de hipérico tiene propiedades medicinales (lo siento, sino miro el manual no me acuerdo de para qué).
    Estoy encantada de descubrir tu blog. Yo también estoy en proceso de conversión eco, intento hacer menús vegetarianos en la medida que me lo permiten en casa e intento reciclar lo que puedo.
    Me quedo por aquí, ¡cómo no!
    Besos desde Turís.

    ResponderEliminar
  2. Que interesante y que útil, la verdad es que en verano si suelo coger alguna planta pero suelen ser arómáticas para cocinas más que para infusiones, pero me interesa mucho el tema.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué interesante!
    Con lo qué me gustan a mi las infusiones.
    Y muy interesante la información sobre las propiedades de la planta.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Es una suerte disponer de una farmacia natural cerca de tu casa, me encanta saber las propiedades de las yerbas, nuestro amigo Pàmies de Dulce Revolución dice que en nuestros jardines crecen un sinfín de plantas medicinales que arrancamos con los corta-cesped sin saber que nos pueden ayudar. Pàmies también le atribuye al hipérico propiedades antihemorroidales y muy útil en la incontinencia de los abuelos, pero no nos contó las cantidades necesarias de la planta...Muy interesante este post. Felicidades Arándana.

    ResponderEliminar
  5. Que buena pinta tiene esta infusion!! Encantada de verte en esta fiesta del té!! Me has hecho recordar cuando mi tia me llevaba con ella al bosque a recolectar manzanilla y eucaliptos para infusiones y vahos!
    Que buenos recuerdos!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Ummm... estos tés suelen ser fuertes, no?? me viene a la cabeza mi vecina que se hacía infusiones de cantueso y madre mía qué olor había en todo el edificio!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. lo tomaba en gotitas! lo dejé en mi breve paso por la píldora (nunca más, señor) y luego me olvidé, gracias por recordármelo! ^^

    ResponderEliminar
  8. A mi me encanta recoger hierbas del monte. Desde pequeña cuando íbamos a ver a mis abuelos en verano, veía a mi abuela hacerlo y prepararnos infusiones con plantas y flores (malvas, flor de saúco, té, orégano,...) y creo que es algo que he heredado. Así que cada vez que nos escapamos, me encanta buscar alguna planta (aunque ya no se encuentran lo mismo que antes).
    Yo la conocía por Hierba de San Juan y la encuentras mucho. Me estoy acordando ahora que has puesto las propiedades, que empecé a escribir como una especie de diario de plantas,... tengo que retomarlo... Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Unas fotografías preciosas y una entrada muy interesante... me quedo por aquí, me gusta lo que veo. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Nunca lo he probado!!pero seguro que me encanta!!besos

    ResponderEliminar
  11. Aprende botánica con Tres Arándanos jejeje me ha encantado la receta. Buscaré esas flores con el móvil en la mano por si me equivoco...

    ResponderEliminar
  12. Me encanta fijarme en todas las florecillas y plantas, pero sinceramente, no tengo ni idea de cuáles son!! Un desastre!!

    Besosss

    ResponderEliminar
  13. Lo he empleado y me ha dado resultados....

    ResponderEliminar
  14. Hola que buena información me ha encantado y tu blog ya que soy vegetariana, vegana,
    las flores son una maravilla lo tienen todo para dárnoslo a manos llenas besos

    ResponderEliminar
  15. Que bien, me encantan las infusiones! Esta todavía no la he probado, gracias por la información ;-)
    Voy a ver las otras propuestas! Besitos

    ResponderEliminar
  16. Genial info la que nos has dado y me encanta tu blog!!!!!!!! Me quedo por aquí como la vieja de la mirilla!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Pues no tenía ni idea de la existencia de esta planta..., pero es que yo soy más de té que de infusiones..., me quedo con el dato porque nunca se sabe cuando te puede venir bien :)
    Bsos
    Leo

    ResponderEliminar
  18. No tenía ni idea, pero se lo comentaré al churri, que es farmacéutico y le encanta el rollo de la herboristería.

    ResponderEliminar
  19. Muy interesante todo lo que nos explicas, se nota que te gusta el tema. Ahora ya es cuestión de probarlo y comprobar lo bueno que debe estar.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Me ha encantado tu post!!! Que fotazas!!! y que bien nos has explicado como hacer este té. La verdad es que nunca he probado esta modalidad y ya me está apeteciendo al ver tus fotos, me dan ganas de saltar la pantalla del ordenador.

    Gracias por participar con este magnífico post.

    Besazos.

    ResponderEliminar
  21. Nunca lo he probado...sí el aceite de ipérico hecho con las mismas flores en San Juan (24 de junio) , que es muy buen cicatrizante.
    La próxima lo probaré...
    Bonitas fotos...
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Ninca lo tomé. Qué interesante toda la información que das y qué preciosas fotos!
    :)

    ResponderEliminar
  23. A mi me encantan las infusiones y yo no entiendo mucho pero tengo la suerte de tener una madre experta en plantas aromáticas. Me encanta el post de hoy¡!

    ResponderEliminar
  24. Madre mía! pero si has hecho una tesis doctoral, que post más completo. Es una gozada poder disfrutar no solo tomando sino también estudiando y conociendo las propiedades de estas plantas maravillosas. Te felicito
    Pi

    ResponderEliminar
  25. Interesante!!! Yo soy la hierbas, y estano la he probado!!!! Me la apunto!!

    Besitooos

    ResponderEliminar
  26. Buenoooooo..pues por fin me he podido hacer tu seguidora, esta vez si me ha dejado..esta vez se ha abierto la ventana como siempre..así que aquí me tienes..costó, pero aquí estoy
    Besos

    ResponderEliminar
  27. hola soy juli tu nuevo seguidor.
    blogger de moda argentino. :D
    Busco nuevas amistades bloggeras, estas en el grupo BEE en facebook?
    blogeras en español.
    si no estas buscalo y unite asi conoces mas bloggers. :D
    te espero como seguidora en mi blog? Hola soy juliane, blogger de moda argentino!
    vi tu link en BEE el grupo de blogeras en facebook.
    y decidi pasar a visitarte. como vi que no te seguia. te sigo para darte mi apoyo como blogger.
    yo por mi parte te dejo mi link con la ultima entrada
    http://yoamocomprarmeropa.blogspot.com.ar/2014/03/blog-post.html#comment-form
    y tambien te dejo un besito.

    ResponderEliminar
  28. Hola, pues no lo he probado nunca.
    Yo me suelo hacer tisanas relajantes y digestivas, y cuando hay resfriados le añado al zumo de naranja tomillo, romero, miel y limón.
    Apuntado queda lo que hoy nos cuentas.
    saludos

    ResponderEliminar
  29. ¡¡¡Hola guapa!! ¡¡Qué post tan interesante!! Genial!! Conocía propiedades del hipérico, y lo he utilizado a veces, sobretodo en crema, pero estas propiedades en infusión no las sabía!!
    Las fotos son muy chulas!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  30. Hola. Desde que conocí tu blog a través de Veganiza al chef quiero entrar en contacto contigo, y mirando en tu blog me he encontrado con esta entrada tan interesante.
    En mi casa soy la bruja de la familia porque me encantan las hierbas. El hipérico lo uso para calmar las contusiones y dolores musculares. Lo recolecto yo misma y hago el aceite de hipérico macerando las flores en aceite de oliva durante seis semanas. Luego se cuela con un paño fino y se puede usar durante dos años.
    Con el hipérico hay que tener cuidado (tanto si se toma en infusión, como en pastillas o se usa externamente) porque es fotosensible, o sea, que pueden salir manchas en la piel si nos ponemos al sol.
    Otra cosa interesante a la hora de recolectar el hipérico es coger un capullito y aplastarlo entre los dedos, si el liquido que sale es de color burdeo sabremos que es el auténtico hipérico.
    Me alegro de haberte conocido y tí y a tu blog. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rocío, en primer lugar muchas gracias por este comentario. Me alegra mucho que te hayas pasado por aquí. Veo que eres una experta en estas cosas, quizás debiera añadirlo al post porque es una información muy importante. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Gracias por lo de experta ;-). En realidad soy una gran aficionada, y el caso es que cuando empecé (hace unos diez años) ni siquiera lo sabía. En aquella época estuve haciendo unas prácticas de cultivo mixto en Austria (parecido a la permacultura) y me propuse aprender una hierba cada día. Lo que pasa es que las hierbas que aprendí son de la Europa húmeda, y cuando estoy en mi tierra (Málaga) apenas conozco nada (romero, salvia, hinojo, lavanda y poco más). Lo que sí noto es una intuición especial para el uso de los métodos naturales. Mucha gente no lo toma en serio, pero a mí plin, porque a mí me sirve y listo (podría escribir un libro con todo lo que he experimentado en mis "propias carnes"). Más de una vez he estado por hacer un curso de naturopatía, pero a mí me va lo autodidáctico, y al fin y al cabo no voy a poner una consulta, así que me quedo con mi libro gordo (pero no de Petete, sino de hierbas) y a ¡vivir sano! Si te interesa algo especial me puedes preguntar, y si lo sé te respondo. Pues nada guapa, no me enrollo más, que parece que me dan cuerda ;-). Un abrazo.

      Eliminar

¿Y tú qué opinas? ¡Déjame un comentario! Tus comentarios son muy importantes para mí y para el resto de lectores. ¡Gracias por tu visita!