20 cosas que NO necesitas si estás esperando un bebé

Hace poco una conocida de la tía de la vecina de la abuela abrió una tienda online de productos para bebés. Me enviaron el link y me preguntaron si podría darle un poco de difusión a través del blog. Así que yo, que soy una arándana muy voluntariosa, abrí aquella página web del horror y me encontré con una tienda repleta de trastos que no habría comprado ni en el poco probable caso de hallarme harta de vino. Vaya dilema... como podéis ver no pude escribir un post sobre dicha tienda (sorry!) pero aquello me dio una idea para explayarme de nuevo y hacer una lista de cosas que NO necesitas comprar si estás esperando un bebé. Con esto no quiero decir que esté mal que la gente las tenga (o que yo no las use), sólo que se trata de un lujo que puedes permitirte si quieres y no de una necesidad. La costumbre ha convertido algunos artículos innecesarios en imprescindibles, y hoy día es común escuchar cosas como "tengo que comprarme un monovolumen porque en el Golf no me van a caber las cositas de Menganita". ¡Claro que no te van a caber! Porque llevas contigo un montón de trastos innecesarios (y luego dicen que llevar dos pañales de tela hace demasiado bulto...). Yo creo que es mejor esperar a que surja la necesidad y entonces conseguir lo que sea. Créeme, en caso de emergencia sobrevivirás 24 horas sin un esterilizador eléctrico. Por eso hoy os presento...

20+ COSAS QUE *NO* NECESITAS PARA TU BEBÉ

y sin las cuales tu hijo crecerá como un ser humano feliz sin guardarte rencor a los veinte.


Dado que hay tantas listas de cosas que se necesitan para un bebé he decidido hacer una lista con cosas que NO son necesarias, aunque los medios nos hagan creer que lo son. (Fotografía de ©2006 Dustin M. Ramsey, sacada de aquí.)
Empecemos por el principio...
  1. No necesitas cuna. Ni sábanas para cunas. Ni colchón de cuna: ¿qué dices, Arándana, estás loca? ¡Ah, no que eres otra de esas frikis que duermen con su(s) hijo(s). Pues sí: practicado correctamente, el colecho es seguro y barato, y hace felices tanto a bebés como a mamás (y papás, sí, creedme. Sé de uno que hasta lo echa de menos si no está en casa). Para un bebé basta con tu cama y un poco de información.
  2. Comprar ropa nueva. No es necesario, y no sólo resulta caro sino que es terrible para el medio ambiente. Con esto no estoy diciendo que tengas que coserla toda tú, pero los bebés crecen rápido y no veo problemas en tomarla prestada de un primito o comprarla de segunda mano. Sí, sí, de segunda mano. Yo lo hice. Y a pesar de las caras raras de algunas personas al escuchar mis (rácanas) intenciones, muy pocos lo notaron una vez puesta. Prefiero ropa usada que salida de un sweatshop. Y lo mejor es que luego puedes revenderla, y aquí no ha pasado nada.
  3. Cochecito: los bebés pequeños son mucho más felices al brazo o en un portabebés que aislados y solos en un cochecito. Los bebés grandes (con suerte) ya andan y quieren explorar, no ser paseados. Personalmente no compré un cochecito hasta los 9 o 10 meses y lo he usado en muy contadas ocasiones (y eso que mi hija fue vaga, vaga para empezar a andar a los 15 meses). Puedes usar portabebés y olvidarte por completo del cochecito, o comprar uno plegable y pequeño para los casos extremos (ej: cuando tienes que ir a una revisión médica sola y las enfermeras no van a querer sujetar a tu niño, o cuando lo dejas con la abuela que no quiere usar la mochila).
  4. Intercomunicador digital. Monitor para bebés: se resuelve poniendo a dormir al bebé cerca de ti. Al brazo. En un portabebés. En una cuna (o colchoneta...) en la misma habitación (cocina, jardín, etc) en que estás trabajando. Dejando la puerta del dormitorio abierta. Yendo a verlo de vez en cuando... si no tienes problemas auditivos graves no lo necesitas. Y los niños se acostumbran a dormir sus siestas durante el día aunque haya ruido de fondo, sólo es cuestión de empezar desde el principio.
  5. Juguetes. Patos para el baño: los niños quieren jugar con todo lo que NO SEAN juguetes. Los juguetes son una copia burda de la realidad, y en muchos casos son demasiado sexistas (especialmente los juguetes "para niñas". ¿Por Dios, qué puñ*** tenemos las mujeres que no podemos jugar con camiones de bomberos?). Y en el baño los tapones son lo más, mientras que los patos de goma chinos crían moho a los dos días. Además, siempre puedes probar a crear juguetes junto con tu retoño.
  6. Colonia. Crema. Polvos de talco. Champú especial para bebés. Toallitas desechables: un poco de aceite de oliva, agua y una pastilla de jabón son todo lo que necesitas para lavar e hidratar la piel de tu bebé. Si usas un champú ecológico, sin siliconas y sin SLS puede usar el mismo que tú (y a ti también te vendría bien el cambio). El perfume no sirve para nada, excepto para envolver a tu bebé en un aura innecesaria de productos químicos o atraer a las abejas. Tampoco necesitas toallas de formas y tamaños especiales. Las tuyas le sirven.
  7. Mesa cambiador: puedes cambiarlo en la cama, en el suelo sobre una manta, en una mesa (si es pequeño y no se mueve mucho), en la bañera (cuando ya sabe ponerse de pie). El mundo es mi cambiador, sobre todo si llevas en el bolso una toalla o manta impermeable.(Lo dice una que ha cambiado a La Arándana Pequeña en un par de puertas de embarque del Aeropuerto de Fiumicino. Entre otros...).
  8. Biberones, esterilizador, calientabiberones, portabiberones, leche en polvo. La mayoría de niños pueden alimentarse de leche materna. Es cierto que las madres de hoy día tienen muy poco apoyo durante la lactancia, y por ello muchas tiran la toalla. En vez de comprar biberones por adelantado consulta dónde puedes encontrar una consultora de lactancia en tu ciudad (por ejemplo, en La Leche League). Quizás acabes necesitando un extractor de leche y un recipiente, pero es cuestión de ver como van las cosas.
  9. Chupete. Cadena para chupete, esterilizador portátil, etc. Los seres humanos han sobrevivido sin chupete durante milenios. No comprendo por qué se lo endosamos cuando tienen dos días y luego los martirizamos para quitárselo un poco más tarde. Es como si te regalo un portátil nuevo y cuando te acostumbres te lo cambio por un ábaco, a ver qué te parece. 
  10. Papillas. Potitos. Cereales refinados deshidratados. No. No los necesitas. Aprende a cocer una zanahoria y aplastarla con el tenedor y la salud de tu hijo te lo agradecerá. Y tampoco necesitas un robot especial para prepara papillas. Si el tenedor no te va, te sirve una batidora corriente y moliente.
  11. Vajilla, cucharitas y platitos en miniatura para bebéCualquier cuenco / tupper de plástico sirve como recipiente pequeño e irrompible. Y las cucharitas de café tienen el tamaño ideal para los principiantes (yo las uso siempre). Aparte de que seguro que ya tienes un montón en casa.
  12. Vasitos de principiante: la mayoría de niños pueden beber de un vaso normal si los ayudas, basta con sujetarle el vaso y poner una servilleta debajo. Es una habilidad que les servirá de mucho en el futuro, mientras que los vasitos especiales los hacen dependientes de cierta marca y modelo y pueden estropear sus dientes.
  13. Alimentador antiahogo. En el apartado de alimentación este es uno de los inventos más curiosos. ¿Solución? No le des a tu bebé cosas con las que podría ahogarse. Aunque sea a través de una red o de un alimentador megamoderno. Corta la comida en daditos pequeños. No les des trozos duros de comida hasta sepa masticarlos. Normalmente no saben tragárselos hasta que tienen al menos 6 dientes y son capaces de coger la comida y metérsela en la boca ellos solos con la mano. 
  14. Bolsa portapañales. En serio. Cualquier bolsa (o bolso) vale, aunque no lleve un bebé dibujado en la tapa no te van a detener en la aduana.
  15. Bañera. Asiento de baño: a los recién nacidos se les puede bañar en una jofaina grande, o incluso en la pila o el lavabo. A los grandes los puedes duchar. 
  16. Cojín de lactancia: es posible usar cualquier almohadón, van muy bien las almohadas de cama de matrimonio. Y por cierto sirven para dormir de lado para las embarazadas. Otro día os muestro cómo.
  17. Hamaca: una manta en el suelo es mucho más barata y además no le obliga a estar en una posición nociva para su desarrollo si se mantiene durante demasiadas horas. Las hamaquitas son el mal. Y las mantas de juegos una chorrada (en serio, cualquier manta vale). 
  18. Flotador "swimtrainer": estuve a punto de comprar uno, lo reconozco... pero por suerte hablé con una neurofisioterapeuta poco antes, que me explicó que este tipo de flotadores, al igual que la famosa hamaquita, fomentan las malas posturas y no son beneficiosos para el desarrollo del bebé.
  19. Un coche más grande. O un coche. Sobre todo si no tienes cochecito, ni muchos otros trastos innecesarios, no es un problema tener un coche chiquitín. Y si has sobrevivido hasta ahora sin coche, sin duda lo harás también con niño incluido. Además en el autobús los niños viajan gratis. En el taxi sin embargo deberás tener un asiento de acuerdo con la ley de tráfico.
  20. Una casa más grande. Una habitación aparte: ¡no las necesitas! Léete esta lista y verás cuánto espacio vas a ahorrar si me haces caso.
cosas que no necesitas para tu bebe
Cochecito, juguetes... ¿en serio tengo que comprarlo todo? Noooo (imagen cortesía de Jeltovski / Morguefile)
Casi me dejo una, aunque esta es más para la madre que pare el hijo: se trata del "cinturón musical para embarazadas", un cachivache con el cual podrás martirizar a tu hijo no nacido montándole una discoteca con sonidos antinaturales que con un poco de mala suerte dañarán su capacidad de audición y con un poco menos le resultarán tan molestos que se pondrá a patalear como un poseso. También vi una vez a un niño andando con casco. Sí, sí, andando, por un restaurante, sin bicicleta ni patines ni nada. "Casco para los primeros pasos". Toma ya. Hay que ver cuánto mal hace obligar a los niños a andar antes de que estén preparados para ello.

En fin, podría seguir con esta lista hasta el infinito, porque las tiendas de productos para bebés no paran de inventarse nuevas necesidades, y los pobres padres primerizos, queriendo lo mejor para sus retoños, se dejan el sueldo comprando montones de trastos que -supuestamente- les van a hacer la vida más fácil. Yo si tuviera que recomendar una compra imprescindible para un padre primerizo diría que lo mejor es que se hagan con un buen libro o dos... ¡pero incluso eso se puede conseguir gratis en la biblioteca!





50 comentarios:

  1. ¡Toma ya! Boquiabierta me he quedado, nunca me había planteado el mercado innecesario que se han montado con los bebés. Si me da por reproducirme, ya sé a quién consultar dudas, me gusta tu criterio.

    ResponderEliminar
  2. Arándana, ya sabes que de momento no tengo retoños, pero llegará un día en que tus entradas serán palabra bendita! Mi marido seguro que querrá pasarse a darte las gracias jeje

    Feliz inicio de semana, Eli ♥

    ResponderEliminar
  3. Con mi chico grande hice bastante el tontuno. Con el chiquitillo fui muchísimo más práctica, lo que hace la experiencia amiga! ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y dicen que ya con el tercero pasas de todo... yo no lo sé pero eso cuentan :)

      Eliminar
    2. A mí personalmente la cuna si me parece fundamental... Yo les metia /meto en mi cama pero si tienen más de 6 meses que ya se mueven y no puedo estar ahí metida con ellos todo el rato, sienceramente me da miedo y me quedo mas tranquila en la cuna. Para el mayor use el sacaleches a discrección pero también necesité bibe porque su padre le daba las tomas noctrnas con mi leche. Con el 2 no tenia tiempo de sacarmela :P Con el primero tuve que comprar cambaidor proque me desrilñonaba en cambio con el 2º lo vendí porque no lo usaba nunca. Mi consejo es que no se compre nada- que te lo dejen o de 2º mano- y ya si ves que necesitas algo y no lo consigues que lo compres.

      Eliminar
  4. Me ha encantado... Yo he tenido que ser muy práctica porque mi primer embarazo fue gemelar y el piso medía 50m, así que tonterías las justas... Y el segundo ya fue solo 1 niña, pero como no éramos primerizos sabíamos que se puede sobrevivir sin cambiador, recibiendo ropa prestada de mi hermana (que le encantaba que alguien más la usara), y llevando el pañal y las toallitas en el cestillo del carro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay sí siempre me olvido de que tú tienes gemelos, con lo que a mí me gustan. Eso debe de ser un mundo aparte, todo tiene que ser doble!!

      Eliminar
  5. Cuando tienes un niño, parece que si no tienes mil cosas, no eres buena madre.
    A mi una mami me dijo un día: ¿Qué no tienes un balancín para el niño?, pero ¿por qué?...
    Ummmmmmmmmm a ver cómo te lo explico…. jajajajaja
    Ójala hubiese tenido yo alguien de quien heredar ropita y alguna cosa más, pero a falta de ello, no me gasté mucho dinero en cosas, que iba a utilizar una o ninguna vez. Pero bueno, como en todo hay variedad de opiniones y quien se gasta millonadas (sí, casi teniendo en cuenta todo lo que van creciendo los niños) porque sus hijas lleven ropita de super marca molona (la más económica no es menos molona ehhh)
    He de decir que viendo los capazos con lazos que se veían, mi niño creo que era el más feliz, con menos cosas, pero con un entorno más sano.
    Lo del alimentador antiahogo no lo había oído. Cinturón musical para embarazadas?????? Estamos locos!!!
    Me ha encantado el post!!! Habría tanto que escribir sobre este tema…. Un besazo y feliz lunes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mara... sí, precisamente esa era mi intención. No criticar a quien tenga esto o lo otro (a mí me da igual) sino hacer que la gente se pare a reflexionar: ¿qué necesito para mi hijo? ¿Necesito "cosas"? ¿O necesito amor, tiempo, cuidados...? Las "cosas" no lo son todo, y aunque nos hacen la vida más fácil (a veces) podemos vivir sin ellas. Sin amor y cuidados no... así que me creo que tu hijo fuera el más feliz aunque no tuviera lazos y balancines. Vamos, si es que la gente tiene cada idea...

      Eliminar
  6. Hola, mi hermana acaba de tener un bebé y le han dicho que hasta el año nada de cremas ni aceites ni nada, que de ahí vienen muchas dermatitis, así eso es algo que también hay que eliminar por su salud. Además que las colonias de bebés son tan innecesarias, con lo bien que huelen recién bañados!!

    Bs

    Isa, La hipótesis Gaia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, algunos bebés tienen alergia a los aceites de almendras, aceites sintéticos (tipo Johnsons'). Yo usé aceite de oliva y de coco y me fue bien. Pero si a ella le dijeron que ningún aceite debe hacer lo que le manden ;)

      Eliminar
  7. es eso, la gente piensa que tener un niño es muy caro y no es así... más caros saldrán cuanto más crezcan, q lo he visto con mis sobris, pero mi opinión de no-madre nunca es escuchada xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, a mi lo que me da miedo es cuando vaya al cole y empiece a querer todo lo que tienen los demás... uyuyuy, entonces sí que va a ser una inversión.

      Eliminar
  8. jejejeje, jajajajaja, jejeje. Ays Arándana, me has alegrado el comienzo de semana. Mi Peque Grande, nació prematura, por suerte fue un susto y un mal mes (el que estuvo en el hospital) que ha pasado a la historia.
    El caso es que como se adelantó no tenía ná de ná en casa. Las enfermeras me enseñaron a valorar la importancia de la gran variedad de aparatos del mercado. Como bien dices, no hay casi nada que sea necesario, nos creamos necesidades consumistas y algunas no son nada positivas para el buen desarrollo de los retoños.
    Algunas las adquirí, como buena madre primeriza caprichosa, pero luego me di cuenta de que podía vivir perfectamente sin ellas. Por suerte, todo, todo, he podido compartirlo y se ha aprovechado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Mery no lo sabía, me alegro de que eso haya pasado a la historia. No, si yo también caí en más de una compra que luego... se quedó en el armario unos meses y acabé por revenderla por muy poco o regalarla.

      Eliminar
  9. Que razón tienes! Con mi primera hija casi completo la lista de trastos innecesarios que dejé almacenados en la cochera cuando tuve mi segundo hijo.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado la lista!! Yo la verdad es que con el primer peque fui bastante pardilla y caí en casi todos los artículos que aparecen en la lista, jajajaja. Cuando tuve el segundo ya muchas de las cosas las regalé y con la tercera ya ni te cuento... nos hemos quedado con lo justo y necesario, nos hemos deshecho de todas las pijotadas que además no hacen más que ocupar sitio y precisamente en mi minipiso sitio no me sobra ;-)

    ResponderEliminar
  11. Alguien que me diga que es una HAMACA por favor, en méxico las hamacas son para adultos pero no se a que se refiere con hamaquitas para bebés :( a mi bebe le compramos un columpio y no se si será lo mismo. No quiero que tenga malas posturas :/ Y cierto... afortunadamente yo tampoco enloquecí aunque toooodos me decían y aún me dicen cuántas cosas me hacen falta ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querira Yeya, es como una sillita blanda o tumbona. Yo no soy médico, sólo transmito lo que me fue dicho a mí, así que es posible que me equivoque. Aquí puedes leer un poco más sobre sus ventajas e inconvenientes. No te preocupes seguro que si tu bebé está ahí un rato solo no le pasará nada.... http://visionyaprendizaje.blogspot.com/2010/09/lo-malo-de-las-hamacas-y-cestitos-tipo.html

      Eliminar
  12. Vaya Vaya si alguien me lo hubiero dicho antes lastima con mis hijos compre de todo aunque en esta ultima ocasion me beneficio como los tuve juntos se llevan por un añito todo lo he vuelto ha utilizar gracias por los tips

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya tienes dos seguro que sabes mejor que yo lo que necesitas, al fin y al cabo cada mamá es un mundo. Yo sólo quise decir que hay que ver lo que uno necesita y adquirir las cosas si ves que te hacen falta (y no sólo porque te lo dicen otros).

      Eliminar
  13. Yo compre casi nada y alguna cosa fue regalo. La hamaca es columpio y ahora es la silla que usa con tres años, xq tiene las tres posturas.
    La malla antiahogo la compre y use dos veces. Que lío para limpiarla.
    El cojin de lactancia que tengo yo es como una almohada. Fue un regalo y me vino muy bien xq lleva relleno de bolas y es mas fácil de colocar que una almohada(que se puede usar igual, pero cuesta mas doblarla y que mantenga la forma).
    Recicle todo lo que pude y, quien me pregunto x regalos, le fui pidiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Susana, todo lo que has escrito podrá ser útil a quien esté decidiendo qué necesita y qué no. Yo también pedí lo que necesitaba a quien me quiso hacer un regalo, al fin y al cabo es normal. No conozco esos columpios con tres posturas, yo me refería a estas para muy pequeños, que hay gente que tiene al niño ahí dentro 12 horas al día y el pobre no puede estirarse ni aprender a gatear.

      Eliminar
  14. Me ha encantado que bueno conocer todo esto te ahorras un montón!!besos

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado el post! Y lo de los juguetes es bien cierto, jajaja. Es curioso, algún día alguien debería hacer un estudio sobre eso. Muy buena la lista! La guardo para mis bebés que espero no tarden mucho en llegar :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que cuando lleguen tus niños (sí? En serio? JIJIJI) decidas que hay cosas que necesitas y que no estás de acuerdo con mi lista. Pero lo importante es reflexionar un poco!! Un abrazo ;)

      Eliminar
  16. Nunca me han gustado los artículos, posts... donde nos dicen lo que "necesitamos", yo puedo tener algo que me resulta práctico, me ha funcionado o sencillamente que me gusta, pero la palabra "necesidad" me da un poco de rabia, porque sinceramente necesitamos poquísimas cosas, así en general y sin entrar ya en la maternidad.
    Me ha encantado este artículo (para variar), creo que tú blog es de los que merece la pena para pasarse un buen rato leyéndolo con calma... porque tú manera de ver la vida es de las que no abundan, y la verdad es que me encanta.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Alba! A mí tampoco me hace mucha gracia que me creen necesidades a diestro y siniestro, mi intención era sólo mostrar que con los bebés hay quien hace un gran negocio. Y no me parece mal que lo hagan, siempre y cuando los compradores sepan que están adquiriendo un lujo y no una necesidad. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  17. Hola, solo queria dejarte saber que tienes una nominacion al premio "Conoceme". Puedes pasar a buscarlo a http://bellezabysr.blogspot.com/p/premios.html. Felicidades :)

    ResponderEliminar
  18. ja,ja,jajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa... ojala hubiera leido este articulo hace 8 años!!! yo cai con todo el equipo como imprescindible excepto los potitos!!! y otra cosa que.... (que quede entre nosotras) nuestro hijo aun duerme en nuestra camaaaaaaaaa!! con la habitacion tan chula que tiene..... jajajaaaaaaaaaa ahora no compraria tantas cosas... pero entre las charlas de prenatal el mothercare.... corte ingles.... joderr... la familia etc.... piensas como primeriza que lo necesitas todoooo, que igual eres casi "mala madre" por no hacerlo..... y es que hay cosas que no se usan nunca o solo una vez porque lo tienes... por ejemplo.l..... calienta biberones que se conectan al encendedor del coche....jajajaaaaaaaaaaaa... vaya mariconada, no lo compreis a no ser taxistas conductoras o algo asi y llevar siempre al bebe encima y al volante.... que tonticas nos volvemos!!! aaaaaayyyyyyyyyy..... besicossss

    ResponderEliminar
  19. Hola!!! Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí que hay información muy interesante!

    La lista me ha llamado mucho la atención porque espero un bebé para julio, así que he venido ávida de información a leerla, jeje.

    Me ha parecido interesante peeeeero (claro, siempre hay algún pero) como orientación, porque realmente yo creo que cada familia tiene sus necesidades y sus deseos! Por ejemplo, yo sé que se puede practicar el colecho pero la verdad, prefiero que duerma en su cuna... Y lo mismo pienso de lo de portear, que prefiero el capazo! jejeje. Es verdad qeu muchas veces nos llenamos de trastos inútiles, pero la inutilidad/utilidad de los mismo depende, yo creo, de cada núcleo familiar.

    Gracias por toda la información y compartir tu experiencia!!!

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponderEliminar
  20. Yo con mi hija mayor, como casi toda primeriza, compré muchas cosas innecesarias, por suerte mi economía no daba para mucho, eso que me ahorré! Ahora con el pequeño no he usado ni la mitad de esos trastos. Para cambiarle uso una mesa normal y cuando ya no usepañales la pondré en el comedor.

    Tu post es puro sentido común..

    ResponderEliminar
  21. Muy buena entrada...y cierta!!.Nosotros apenas compramos nada para nuestro peque,preferimos ir viendolo sobre la marcha,y menos mal!.Cuanto cacharro innecesario!.Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. ¡cuánta razón tienes!. Nosotros con la primera picamos en muchas cosas, con la segunda en muchísimas menos y seguro que si tuvieramos un tercero casi que no picaríamos en ninguna!

    ResponderEliminar
  23. pues is esta lista deberían leerla muchas personas, pero entonces ya no entran en el bucle de yo tengo lo que tu no tienes. La gente que necesita un carrito ultimo modelo de 1500€ no quiere dormir con sus hijos, porque molestan. Y se toman un café con las amigas con el niño llorando en el carro porque le han dicho que es malo cogerlo en brazos.

    Así que poca gente quiere leer esto en realidad y hacerlo mucho menos, porque lo cómodo es comprarlo y seguir la corriente. Aunque lo tengas en un armario y no lo utilices en tu vida...
    buen post.!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay sí... esa fobia de coger al bebé en brazos siempre me ha dado mucha pena... "por si se acostumbra". :(

      Eliminar
  24. Toma ya, bien hablado! yo estoy a quince días de dar a luz y primeriza y soy de las que dije: no voy a ser la novata que paga el pato y sólo he comprado de más, según tu lista la cuna y hamaca. He esperado a saber las necesidades y no, informarme en blogs, vídeos de mamás reales, mi llevadora y ni caso a la lista de cosas que en revistas nos quieren meter por los ojos.
    Un chupete tengo porque me vino en una canastilla gratuita y ningún biberón.
    Ropa... la regalada por los abuelos y algo de 2ª mano y pañales a la espera de hacer un pedido.
    Muchas gracias por tus útiles consejos.

    ResponderEliminar
  25. Me ha encantado tu super lista, la verdad que tenía guardado éste post para leerlo en el momento oportuno (que es ahora) y me has dejado muy tranquila...ya sabes estás embarazada y la gente te empieza a hacer preguntas en plan CSI y te enteras de cosas que no sabías ni que existían ni te lo habías planteado...pues yo seguiré adelante sin todos esos trastos!!

    ResponderEliminar
  26. He llegado hasta este blog pq pensaba q era la única q veía muchas de las cosas q se venden como autenticas chorradas, ya q mis amigas q son madres compran de todo...cosas q no sabia ni q existían, cómo el famoso cojín de lactancia.... Creo q era la única de las chicas q lo veía igual q una simple almohada... Felicidades
    por el post, ya no me siento tan friki, jeje

    ResponderEliminar
  27. He llegado hasta este blog pq pensaba q era la única q veía muchas de las cosas q se venden como autenticas chorradas, ya q mis amigas q son madres compran de todo...cosas q no sabia ni q existían, cómo el famoso cojín de lactancia.... Creo q era la única de las chicas q lo veía igual q una simple almohada... Felicidades
    por el post, ya no me siento tan friki, jeje

    ResponderEliminar
  28. Qué razón tienes, gracias por el post y me he reído mucho con lo del casco, no sabía ni q existía tal cosa

    ResponderEliminar
  29. Un 10 para todos los consejos, ¡especialmente el colecho! No soy mamá (aún soy muy joven) pero sí "hija de colecho" y doy fe de sus bondades. Lo único con lo que no me atrevería es con la ropa usada. Soy más rara que un perro verde, y a veces me da por pensar que los objetos tienen como "carga emocional". Y me da repelús por eso. Pero vamos, pensando con objetividad sé que es una manía mía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Un 10 para todos los consejos, ¡especialmente el colecho! No soy mamá (aún soy muy joven) pero sí "hija de colecho" y doy fe de sus bondades. Lo único con lo que no me atrevería es con la ropa usada. Soy más rara que un perro verde, y a veces me da por pensar que los objetos tienen como "carga emocional". Y me da repelús por eso. Pero vamos, pensando con objetividad sé que es una manía mía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Seguimos misma filosofía.Creo que soy tu "bicho gemelo".Me ha encantado el post!Mi bebé tiene 11 meses y durante este tiempo he heredado,he comprado de segunda mano,no he tenido tooooodo lo que ves usan las otras mamás con sus bebés, he cocinado para él en la pota de toda la vida,lo he cogido hasta la saciedad en brazos...He pedido a los que me preguntaban lo que yo creía me sería necesario,mi peque tiene la habitación más básica del mundo (no ya la que va a disfrutar casi cuando se independice),lo puse una manta de las de toda la vida a los 5 meses.Eso si,me han regalado productos innombrables que están en el trastero y acabarán en manos de algún padre consumista que me los compre con la ventaja de estar nuevos. Yo ya reinvertiré el dinero en alguna actividad para disfrutar nosotros papis de y con nuestro bebé (excursión,cuenta cuentos. ..)

    ResponderEliminar
  32. Concuerdo contigo en todo, gracias por aliviarme, en verdad soy gestante primeriza y puedo sobrevivir!!!, gracias.

    ResponderEliminar
  33. Concuerdo contigo en todo, gracias por aliviarme, en verdad soy gestante primeriza y puedo sobrevivir!!!, gracias.

    ResponderEliminar
  34. Totalmente de acuerdo contigo! Aunque también tengo que admitir que a mí algunas cosas de puericultura me han ido muy bien y como las hemos compartido entre diferentes miembros de la familia, no considero que hayan sido trastos inútiles. Estuvimos mirando en muchísimos sitios hasta que encontramos una tienda de cosas para bebés donde nos aconsejaron súper bien y no nos daba la sensación que quisieran vendernos cosas de más. Creo que la clave es dar con el equilibrio, y al final cada familia y cada hogar es diferente :)
    María

    ResponderEliminar

Deja un comentario y cuéntanos tu opinión, tus experiencias... ¡nos interesa saber lo que piensas!