Opinión: copa menstrual LadyCup

Si hace ya tiempo que me leéis habréis notado que tengo debilidad por todo aquello que lleve en su nombre el prefijo "eco-". Es por eso que siempre me habían llamado la atención las famosas "copas menstruales", aunque sinceramente, sentía un poco de reticencia a probarlas. Sin embargo, hace unas semanas recibí esta copita de LadyCup, y me gustaría contaros mi experiencia con ella.

Nota: quien padezca de menofobia que se abstenga de leer este artículo.

Esta cosa que veis aquí es la famosa copa menstrual

Vestido para niña con manga de casquillo (¡patrón gratis!)

Tras el éxito de mi post de este verano con el famoso vestido de niña con retales he decidido compartir con vosotras un patrón más. Tenía por casa una tela de piqué más vieja que yo y llevaba tiempo queriendo hacer algo con ella. Por suerte nos llegó una inesperada invitación a una boda invernal y por fin tuve una excusa para coser otro vestido, en este caso un modelo apto para bodas, bautizos y comuniones, en talla para un año (80 cm):

patron vestido niña
¿No es un vestido de niña ideal para fiesta?

Receta: pudin de chia y algarroba

Hace poco estuvimos hablando del chocolate y de cómo la algarroba puede usarse como alternativa más ecológica y local a éste (al menos en Europa). Os prometí traeros alguna receta con algarroba, así que para empezar una bien sencillita: un puding* de algarroba y semillas de chia que se hace en cinco minutos, es sano y está buenísimo.

pudding de semillas de chia y algarroba

En primer lugar me gustaría contaros qué son las semillas de chia. Su nombre común es salvia hispánica y proceden de América Central. Últimamente han saltado a la fama como fuente vegetal de proteínas, antioxidantes y ácidos grasos Omega 3. Además dicen que ayudan contra el estreñimiento. Para poder consumirlas hay que remojarlas en agua durante unas horas, lo que provoca un aumento de volumen de hasta diez veces. Sin entrar en debates acerca de lo sanas que son (o no) este postre tiene mucha menos grasa y azúcar que cualquier otro preparado con leche y chocolate a la manera convencional.

I love my bicicleta

Confieso que me encanta mi bici, aunque nunca he sido fan de "dar paseos" sólo porque sí (ni a pie ni en burro ni nada... yo si voy tiene que ser para algo). La bicicleta es un medio de transporte sano, bonito y barato, fácil de aparcar y de bajo mantenimiento. Y con un poco de maña y una cesta se puede transportar la compra entera (algunos incluso más).

Y que suba la gasolina si quiere... 

Funda para cámara de ganchillo DIY

El miércoles os enseñé el principio de mi labor de ganchillo misteriosa y entre todos descubrimos que no se trataba ni de una bufanda, ni de un calientamacetas, ni siquiera de una batamanta. Aunque las manualidades con ganchillo no son mi fuerte, existen algunas labores de ganchillo muy fáciles...  Como lo prometido es deuda hoy viernes os traigo el proyecto terminado: ¡una funda para cámara de ganchillo!

funda camara de ganchillo
¿Manualidades de ganchillo fáciles? Creo que esta se lleva el primer premio...
Hace muchos, muchos años tuve una cámara de fotos de clase media, de esas que abultan y necesitan un bolso especial. Mi cámara burguesa se suicidó sin remedio durante un vuelo transcontinental y dado el estado de nuestras finanzas me tuve que conformar con la Canon Powershot de mi suegro, que hace poco cumplió diez años. Este longevo aparato ha tomado todas las fotos del blog desde sus comienzos y merece todo mi respeto (si en vez de una cámara fuera un perro tendría unos 80 años). En realidad después de tantos trotes sigue dando guerra, y yo diría que es prácticamente indestructible.

Centro de mesa con ramas de pino

Ya queda poco de las fiestas navideñas pero me faltaba por contaros la historia de este centro de mesa, ideal para las fans de las manualidades con material reciclado para Navidad. Hace un par de semanas estuvimos visitando a unos amigos que viven en un lugar idílico junto a un bosque de pinos y abetos. Unos vecinos habían estado podando y había ramas tiradas por todas partes junto a la acera... como podréis imaginaros no pude resistir la tentación de llevarme una (tuve que conformarme con una pequeña por cuestiones de logística, aunque si hubiera sido por mí me llevo medio abeto) y decorarla con adornos de fieltro y yeso que llevaban una buena temporada en un cajón. Así resultó este centro de mesa o jarrón decorativo o comoquiera que se llame esta cosa, que ahora le hace compañía a nuestro abeto de periódicos viejos. Además sirvió para dejar algún que otro regalito debajo, y el día de Nochevieja lo colocamos junto a un centro de mesa hecho con velas y nos quedó divino...