Hechizos de Nochevieja y otras formas curiosas de despedirse del año

Reconocedlo: ¡os gustan las supersticiones de Nochevieja! Medio en broma, medio en serio, y dejando de lado etiquetas político-religiosas... ¿no es genial volverse maga por una noche e improvisar tres o cuatro conjuros para hacer realidad algún que otro deseo? Y no sé por qué pero a mí muchas veces hasta se me cumplen, ¿o será que soy muy modesta al pedir? Para despedir el año os he preparado un post con varios hechizos y costumbres para dar la bienvenida al año nuevo en condiciones, empezando por la correcta ingestión de las uvas al son de las doce campanadas (los que estéis en España podéis pasar directamente al punto siguiente, porque éste seguro que os lo sabéis al dedillo).

¡Desde las  uvas hasta las velas, esta noche nada puede faltar!
Las doce uvas de Nochevieja: la tradición number one por excelencia

En el extranjero suelen extrañarse al oír que en España es costumbre comerse doce uvas al son de las doce campanadas que marcan la medianoche del 31 de diciembre. Algunos te preguntan si vale alguna otra fruta o si es importante el color de la uva. A los que somos "de casa" nos parece lo más natural del mundo, aunque las reglas varían ligeramente de una familia a otra. Todos estamos de acuerdo en que las uvas hay que intentar comérselas al ritmo de las campanadas. Si no lo consigues no pasa nada, acábatelas con decencia para no parecer un hámster en la primera foto del año. No te burles de ellas ni las tires por el aire, porque podrías atraer con ello a la mala suerte (¿o quizás a la mala uva?). Evita las uvas pre-envasadas, a no ser que quieras tener una lata de año (y cometer un pecado ecológico en los primeros doce segundos de la temporada). Un truco de profesional: si te atragantas acuérdate de por qué mes ibas... igual te sirve de algo ir preparado de antemano.

Entrar en el año con el pie derecho:

Que conste que soy zurda, pero por si acaso siempre intento empezar el año con buen pie (en nuestra cultura, por alguna inexplicable razón, el bueno es siempre el derecho). Así que hay que tomarse las uvas con el pie derecho en el aire y pisar fuerte en cuanto suene la última campanada. De este modo empezaremos ya el uno de enero con buenas vibraciones.

El anillo en la copa de cava:

No sé a vosotros pero a mí no me molestaría que me tocara la lotería (aunque para ello tendría que comprar un décimo, lo sé...). Hasta ahora no lo he conseguido pero por si tenéis más suerte que yo os traigo una receta baratita para "mejorar" el estado de vuestra cuenta bancaria... no puedo garantizaros que funcione, pero la ilusión es lo último que se pierde. Antes de medianoche hay que meter una joya en la copa de champán (o de zumo de manzana... lo que sea, excepto agua), imaginando la prosperidad que deseamos atraer a nuestra vida (lo ideal es una alianza de oro). Si no tenéis ninguna que os la preste vuestra tía María para la ocasión. Después, al brindar dejamos el anillo dentro y nos bebemos la copa entera (intentad no tragaros el anillo para no acabar en urgencias). Dicen que al beber el champán en el que se ha remojado la joya atraemos a la suerte en las finanzas... así que ya sabéis: probad, probad... ¡que intentarlo es gratis...! Y si la tía María se olvida de reclamar la joya igual salís ganando y todo.

He aquí un zoom de la preciosa manicura de mi cuñada en una Nochevieja
de hace tropecientos años. Obsérvese el anillo en la copa de cava.
Ni idea de si funcionó o no.
Centros de mesa de Nochevieja con hechizo incluido:

De todas las supersticiones mi preferida es el centro de mesa con hechizo de año nuevo. Normalmente ponemos una vela roja (para el amor), alguna blanca (energía positiva) y una vela negra (cosas negativas del año que se va). También podéis elegir colores que simbolicen aquello que más deseáis, si os parece que la vela blanca no es lo suficientemente poderosa (por ejemplo, verde para la salud, dorada para el dinero... pero vamos, que a mí con la blanca me basta, porque es el "todo en uno" de los hechizos de Nochevieja). Durante la cena encendemos las velas y cada uno escribe en un papel las cosas que quiere eliminar de su vida y en otro las que desea conseguir en el año nuevo. Colocamos los papelitos bajo las velas y nos zampamos la cena. Tras la medianoche quemamos las cosas malas en la vela negra. Además, la vela negra no podemos guardarla y debe consumirse completamente (si os vais a dormir antes la apagáis y la volvéis a encender al día siguiente, hasta que desaparezca por completo). Con ella se consumirán los malos rollos del año anterior, evitando que se repitan en el año siguiente. Los papelitos con los buenos deseos no es necesario quemarlos, podéis guardarlos en vuestra mesilla de noche y volver a abrirlos al año siguiente.

Importante: no escribimos nunca lo que no queremos sino lo que nos gustaría atraer. Por ejemplo: no vale escribir "no quiero estar enfermo" o "quiero dejar de estar en paro" sino "quiero tener buena salud" o "quiero encontrar un trabajo que me satisfaga". Usamos siempre palabras positivas e intentamos ser lo más concretos posible.

Os deseo a todos una feliz Nochevieja y que se cumplan todos vuestros deseos en el nuevo año.  Y sobre todo, que podáis celebrarla con todos aquellos a quienes más queréis. Yo a los que no van a estar les guardaré un rinconcito imaginario en mi mesa, y brindaremos a su salud (alhaja en copa).

Ya sólo me falta decir: ¡hasta luego, año que te vas! ¡Y gracias por haber sido excepcional! Y ojalá que el que viene sea incluso mejor.

12 comentarios:

  1. No había oído lo de el pie derecho. Muy curioso, jajajaj.

    Así que habiendo leído eso te deseo que empieces el 2014 con buen pie. :)

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las tradiciones nocheviejiles!! Yo vaya donde vaya me como mis 12 uvas de la suerte y si puede ser pongo algo de oro en la copa (aunque no suelo llevar nada de oro...), y lo de llevar ropa interior roja ¿qué te parece? jajaja A mi me parece muy gracioso! Una manera de que acaben con el stock de ropa de ese color!

    Me apunto lo del centro con las velas! No lo conocía! Lo haré algún año (a este no llego a tiempo a comprar las velas!!).

    Muy feliz año nuevo 2014!!!! Cositas bonitas nos esperan!!!

    un besitoooo!

    ResponderEliminar
  3. Habrá que hacer alguna por si acaso, Eva :-) Gracias y que tú también disfrutes de esta noche y tengas un genial 2014!!!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Lo de las velas no lo hacía, así que añado tradición este año.
    Un beso!
    Feliz Año!

    ResponderEliminar
  5. cómo me gusta la brujería! por un año lleno de magia, arándana! :*

    ResponderEliminar
  6. Que gracioso!!! No conocía ni la mitad de estos rituales!! Antes era muy supersticiosa, pero he comprobado que si no lo haces no pasa nada!!!!! A veces he empezado el año fatal, sin hacer nada de esto; un año estaba enferma y no comí las 12 uvas... y aún así el año no estuvo nada mal!
    Aunque es divertido practicar estos "hechizos", y te hace sentir más "segura", como si tu suerte dependiera de lo bien que practicas estos rituales... Sea como sea, el año está compuesto de días, y cada día es diferente... Así que espero que todos tus días sean estupendos y que se cumplan todos tus sueños! Nos leemos!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. me encanta tu blog, es genial.
    Con tu permiso me quedo por aqui.
    Besos y Feliz Entrada de año y que podamos
    seguir compartiendo nuestros proyectos e
    ilusiones. FELIZ AÑO 2014!!!
    Elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Me encanta todo este tipo de supersticiones.
    Antes anotaba tres deseos en un papelito y mientras me tomaba las uvas lo ponía bajo el pie derecho. Luego lo quemaba y a esperar a q se cumpliera al menos un deseo!!! :-)
    A ti te deseo q se cumplan tus mejores deseos y q 2014 sea estupendo.
    ¡¡Un beso!!

    ResponderEliminar
  9. Hola! Los tres primeros: uvas, pie derecho y anillo en el cava los cumplí así que en un año te digo cómo me ha ido. ;)
    Feliz año!
    Sara

    ResponderEliminar
  10. Pues yo hice lo de entrar en el año con el pie derecho (estuve desde 2 min antes por si acaso :)) y el anillo en el cava. A ver cómo va el año. Cuando leí este post ya no me dió tiempo a hacerme con una vela negra,... pero para el próximo año lo pruebo.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho el post! Esta última idea está genial, hay quien la hace el 21 de diciembre para la llegada del espíritu de la navidad, tradición muy joven. Como se cena en mi casa a ver si puedo cuadrar algo así. Besos y feliz año!

    ResponderEliminar
  12. Me encantan estas cosas. Yo siempre hago algo para tener buena suerte el año que entra, soy un pelín supersticiosa ;)
    Besos y feliz año!

    ResponderEliminar

Deja un comentario y cuéntanos tu opinión, tus experiencias... ¡nos interesa saber lo que piensas!