Butacas restauradas

Hace algo más de un año teníamos un salón sin sillones y pocos recursos para hacernos con unos. Buscando por internet encontré unas butacas de segunda mano por el módico precio de 8 € y decidí sacar a la luz mi vena tapicera.


Butacas restauradas antes y después


Este era el aspecto de las butacas cuando llegué a casa con ellas:

Butacas restauradas antes y después

La realidad era mucho peor que la fotografía, porque aquí los enganchones y los pelos de gato no se aprecian. Además, al inspeccionarlas detenidamente encontré un par de agujeritos de carcoma que no me gustaron nada. Con el corazón en un puño limpié el serrín en torno a los agujeritos y un par de días después... volvió a aparecer. Así que lo primero que hice fue desmontarlas y con mucho cuidado quitar una a una todas las grapas que sujetaban el tapizado hasta que sólo quedó esto:

Butacas restauradas paso a paso

Después no tuve más remedio que comprar un producto anticarcoma y embadurnar los asientos con él, a pesar de mi poco amor por los productos químicos en general y los matabichos en particular. No era cuestión de infectar toda la casa por dos birriosas butacas. Los brazos de las butacas los lijé y los fumigué (no es conveniente lijar después de fumigar, ya que respiraríamos el polvo lleno de veneno al lijar). Luego metí cada pieza en una bolsa de plástico y la cerré muy bien con cinta adhesiva. Lo dejé así durante un mes, aprovechando además las temperaturas bajo cero, que seguro que a las carcomas supervivientes no les gustaron nada.

Mientras tanto fui a comprar una tela para tapizar y conseguí algo de espuma para los asientos. Dibujé el perfil de la tapicería antigua sobre la tela e hice unos bocetos para poder recordar más tarde la disposición de las piezas.

Un mes después pude por fin ponerme manos a la obra, con la grapadora en una mano y la aguja saquera en la otra:

Butacas restauradas paso a paso

Los brazos de las butacas los pintamos a pistola con laca de color crema (gracias, suegro) y los atornillamos al asiento.

Coste total:

- 2 butacas x 8 euros = 16 €
- Tela de tapizar, hilo, aguja saquera = 40 €
- Anticarcoma = 8 €
- La espuma para los asientos la conseguí gratis, era un fieltro acústico sobrante de fábrica, que sale mucho más económico que la espuma de tapicero (aunque no es tan blanda para sentarse).

TOTAL: 64 € (32 € por butaca).

Es cierto que el precio no puede competir con Ikea y similar, pero al menos me quedé con la satisfacción de tener dos butacas únicas y de haberlas salvado del vertedero.

Cuadros florales (DIY con plantilla)

El proyecto de hoy les encantará a aquellos que nunca en su vida han cogido un pincel y sin embargo les gustaría ser artistas por un día. En un par de horas podréis adornar vuestras blancas paredes con dos obras de arte como éstas:

Manualidades cuadros

Manualidades cuadros

Necesitaremos:

- La plantilla de motivos florales (la podéis descargar aquí)
- Papel de calco (papel carbón)
- Dos lienzos cuadrados, por ejemplo de 50 x 50 cm
- Pintura acrílica de tres colores, uno para el fondo, otro para las flores y otro como color de acento
- Algún que otro pincel


Cómo se hace:

Imprimid la plantilla en A4 y ampliadla en una fotocopiadora hasta el tamaño deseado. Colocadla sobre el papel carbón y calcadla en el lienzo.

Aplicad el color de fondo con el pincel más grueso, sin olvidaros de los laterales (a no ser que penséis enmarcar vuestra obra de arte). Una vez se haya secado el fondo pintad las ramitas. Por último añadid las flores en el color de contraste y con el pincel más fino dibujad los acentos.

Colgadlo en la pared y presumid de vuestro talento artístico:

Manualidades cuadros

Con este post participamos en la fiesta XXXVIII de Personalización de Blogs.





Escritorio reciclado con découpage

Era mayo del 2011 y un buen hombre decidió que su escritorio era un trasto pasado de moda. El contrachapado se había empezado a hinchar por los bordes después de unos meses de abandono en un trastero, pero aparte de eso la superficie de trabajo era amplia y los cajones con ruedecitas funcionaban de maravilla.

Los Arándanos teníamos un piso vacío y una cuenta bancaria que hacía eco, así que no le hicimos ascos a la mesita y nos pusimos manos a la obra para convertirla en un hito del découpage:
Escritorio reciclado con decoupage
Mi escritorio después del "découpage"
Lástima que no tenga fotos del proceso, pero hace ya demasiado tiempo de aquello y entretanto mi disco duro pasó a mejor vida. 

Los materiales usados fueron:

- 3 rollos de papel de regalo
- 1 periódico viejo y el texto de un referéndum que me echaron en el buzón
- 1 botella de pegamento especial para découpage
- 1 pincel (mucho cuidado al lavarlo, o quedará inservible cuando el pegamento se seque)

En total unos 12 €, y tuve papel de sobra para varias celebraciones...

Después de más de un año y medio de uso lo único que lamento es no haberle dado una capa final de laca transparente, porque los bordes frontales tienen mucho roce en la zona del teclado y el ratón y el pegamento se ha estropeado un poco. ¡Pero por lo demás es una mesa fantástica y nos sirve a la perfección!

Aquí os dejo una (pésima) fotografía del aspecto que tenía el escritorio cuando llegó a nuestro hogar:

Muebles reciclados
La leonera antes de adecentar el escritorio (y el resto del piso, a decir verdad)
Este es uno de los primeros posts del blog pero aún así he decidido enlazarlo a la fiesta número 40 de Personalización de blogs, porque es un proyecto que siempre me ha gustado mucho y me gustaría compartirlo con todas vosotras.



¡Bienvenidos!

Bienvenidos a Tres Arándanos, un blog en el que me gustaría crear un archivo de todos los proyectos que van pasando por mi taller. Siempre me ha gustado crear cosas útiles a partir de materiales que me voy encontrando por casa, o darle una segunda vida a un objeto que otros descartaron. No sólo es divertido sino que además es una manera barata y ecológica de decorar o hacer regalos, en un mundo dominado por el consumismo, el "Made in China" y el "usar y tirar".


Me gustaría mostraros mis proyectos de manualidades de todo tipo, sobre todo elementos decorativos y artículos para bebés y niños, con algún que otro chapuzón en el mundo de la costura, el de la cocina y el de la restauración de muebles.

¡Así que afilad los pinceles y desempolvad los pucheros! Espero que el blog os guste y ojalá que os sirva de inspiración para vuestras propias creaciones.